CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Obama reclamará una rendición de cuentas estricta en el plan de estímulo

  • Washington, 20 feb (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, aseguró hoy que pedirá una rendición de cuentas estricta en el uso de los fondos del plan de estímulo económico promulgado esta semana y valorado en cerca de 787.000 millones de dólares.

Obama reclamará una rendición de cuentas estricta en el plan de estímulo

Obama reclamará una rendición de cuentas estricta en el plan de estímulo

Washington, 20 feb (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, aseguró hoy que pedirá una rendición de cuentas estricta en el uso de los fondos del plan de estímulo económico promulgado esta semana y valorado en cerca de 787.000 millones de dólares.

En un acto en el Salón Este de la Casa Blanca, Obama se reunió con alcaldes de todo el país para poner de relieve cómo las ciudades podrán beneficiarse del plan de estímulo.

El plan hace más por "crear una nueva base para el crecimiento y la oportunidad en nuestras ciudades que nada que Washington haya hecho durante generaciones, y acarreará un cambio real y duradero durante mucho tiempo", aseguró Obama en su discurso.

Pero según explicó, precisamente porque el plan es tan amplio, el Gobierno quiere asegurarse de que "cada dólar se emplea de manera sensata".

Si un Gobierno local propone un proyecto que despilfarre el dinero, "lo denunciaré y usaré todo el poder de mi cargo y de mi Gobierno para detenerlo", aseguró Obama.

El dinero incluido en el plan viene con "obligaciones sin precedentes de emplearlo de manera sensata, sin politiqueos y sin objetivos personales", sostuvo el presidente, quien advirtió: "en este asunto, no toleraré compromisos".

"El pueblo estadounidense nos está mirando", advirtió a los alcaldes. Los votantes, agregó, "necesitan que este plan funcione. Esperan ver que el dinero que han ganado, por el que han trabajado tan duro, se emplea en lo que hace falta sin despilfarros, sin ineficiencias y sin fraude".

El plan de estímulo fue promulgado por Obama el pasado martes en una ceremonia en Denver, en Colorado.

El presidente estadounidense ha prometido que el plan servirá para crear o evitar que se pierdan entre tres y cuatro millones de empleos. También ha asegurado que su puesta en marcha se desarrollará con una transparencia sin precedentes.

Parte del coste del plan, cerca de 212.000 millones de dólares, se destinará a recortes de impuestos. El grueso de los fondos, no obstante, se adjudicarán a inversiones en proyectos de infraestructura, educación y energía, entre otras áreas.