Soluciones contra la crisis, todos buscan un aumento de inversión pública

  • Vitoria, 26 feb (EFE).- Los seis candidatos a lehendakari han expuesto en declaraciones a la agencia EFE sus soluciones a la crisis económica, coincidiendo todos en un aumento de la inversión pública. Sus respuestas son las siguientes:

Soluciones contra la crisis, todos buscan un aumento de inversión pública

Soluciones contra la crisis, todos buscan un aumento de inversión pública

Vitoria, 26 feb (EFE).- Los seis candidatos a lehendakari han expuesto en declaraciones a la agencia EFE sus soluciones a la crisis económica, coincidiendo todos en un aumento de la inversión pública. Sus respuestas son las siguientes:

Juan José Ibarretxe (PNV): estamos tomando medidas contra la crisis desde junio del 2008, cuando en España estaba prohibido hablar de crisis económica. Entonces destinamos 12.800 millones de euros a inversión pública para acelerar un sector tan vital como el de la construcción. Hemos aprobado medidas para financiar a empresas, hemos puesto las bases para que la financiación bancaria sea un hecho, con la colaboración de las cajas de ahorro vascas. Aquí no discutimos con las entidades financieras.

Hemos aprobado un plan innovador para que las personas afectadas por expedientes de regulación de empleo participen en programas de formación remunerada. Además hemos establecido que las pensiones mínimas o las que perciben viudas o viudos sean de 700 euros.

Me gustaría ver a quienes dicen que no nos preocupamos por los problemas reales que adopten estas mismas medidas allí donde gobiernan.

Patxi López (PSE): Mi primera medida como lehendakari será poner en marcha el diálogo social que Ibarretxe no ha activado durante sus diez años de gobierno para buscar un pacto económico, social y político para hacer frente a la crisis económica.

A partir de ahí, proponemos un Plan Económico Extraordinario para garantizar la financiación a empresas y autónomos, apoyando a sectores estratégicos como el de la automoción o el de los electrodomésticos.

El plan impulsará la construcción de infraestructuras, vivienda pública, centros de salud y de enseñanza e impulsará un programa de inserción laboral de los parados que agoten sus prestaciones por desempleo. También asumiremos las políticas activas de empleo, una competencia cuya transferencia han bloqueado sistemáticamente los gobiernos nacionalistas.

Para financiar este plan, recurriremos al endeudamiento. Si situamos el nivel de endeudamiento de Euskadi en el 5,7% del PIB, que es el porcentaje medio de endeudamiento de las Comunidades Autónomas españolas a 31 de diciembre de 2007, conseguiremos ingresos adicionales por 3.300 millones de euros.

Antonio Basagoiti (PP): Lo primero es favorecer la estabilidad frente a la incertidumbre jurídica y política que genera Ibarretxe con sus planes. Además, es urgente que el Gobierno vasco se apriete el cinturón y reduzca al máximo el gasto corriente, hay que reducir a la mitad los altos cargos y las sociedades públicas, y evitar duplicidades de los departamentos. Hay que destinar las partidas a las inversiones y no a seguir abriendo 'embajadas' en Sudamérica o a seguir aumentando el agujero de EiTB.

Apostamos por utilizar nuestra autonomía para reducir los impuestos de ciudadanos y empresas, fijar el tipo del Impuesto de Sociedades en el 20% para las Pymes y el 25% general.

La actuación se resume en un Plan de Choque para crear 100.000 puestos de trabajo en cuatro años con programas de inserción laboral de los más desfavorecidos.

Unai Ziarreta (EA): defendemos la soberanía económica para hacer frente a la crisis. El Gobierno Vasco debe actuar en primera persona sin dejar su responsabilidad en manos del mundo empresarial, con un incremento de la inversión pública que genere empleo de calidad.

Contra la crisis, gasto social y Estado de Bienestar. Para hacer frente a ese aumento del gasto público, proponemos recurrir al endeudamiento y a una política fiscal basada en que paguen más los que más tienen, además de reformar la Ley de Territorios Históricos (LTH) para evitar que en ocasiones se dupliquen o tripliquen los costes.

Javier Madrazo (EB-Berdeak): apostamos por una reforma de los sistemas financiero y fiscal para recaudar veinte mil millones e euros en los próximos cuatro años, una cantidad que estará destinada a promover el tejido industrial y generar cien mil nuevos puestos de trabajo.

Entre las medidas a tomar estarían el incremento del impuesto de sociedades a las empresas hasta el 35 por ciento, y la recuperación del impuesto de patrimonio para las grandes fortunas y el aumento del IVA a los artículos de lujo.

También defendemos un fondo de solidaridad, de manera que quienes pierdan su empleo cobren el 90 por ciento del salario neto, y una renta de 600 euros para los que han agotado las prestaciones del paro.

Aintzane Ezenarro (Aralar): reclamamos un plan de rescate social que promueva el empleo estable y de calidad, para lo que reivindicamos un marco autónomo de relaciones laborales y rechazamos el uso sistemático de los ERE.

Creemos imprescindible aumentar en un 50% la provisión de fondos para luchar contra el desempleo y que los planes de intervención pública se dediquen menos a grandes obras de infraestructura y más al gasto social.