Portugal pide "garantizar" que la refinería de Badajoz no contaminará el Guadiana

  • Lisboa, 6 may (EFE).- El ministro de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Desarrollo Regional de Portugal, Francisco Nunes, ha pedido hoy a las autoridades españolas que busquen fórmulas para "garantizar" que la refinería proyectada en Badajoz, cerca de la frontera lusa, no contaminará el río Guadiana.

Portugal pide "garantizar" que la refinería de Badajoz no contaminará el Guadiana

Portugal pide "garantizar" que la refinería de Badajoz no contaminará el Guadiana

Lisboa, 6 may (EFE).- El ministro de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Desarrollo Regional de Portugal, Francisco Nunes, ha pedido hoy a las autoridades españolas que busquen fórmulas para "garantizar" que la refinería proyectada en Badajoz, cerca de la frontera lusa, no contaminará el río Guadiana.

En declaraciones a Efe, tras firmar en Lisboa un memorándum de entendimiento con la Junta de Castilla y León, Nunes ha reclamado al Gobierno español y al extremeño que pongan "todos los cuidados" para que la implantación de una refinería en Badajoz no afecte al desarrollo socioeconómico de la zona de influencia del río Guadiana y la albufera de Alqueva, en territorio portugués.

"No estamos diciendo a España y Extremadura que no construyan ese proyecto, admitimos que lo hagan", pero la calidad del agua debe ser preservada, ha insistido Nunes, quien sin embargo no ha puesto reparos a la viabilidad del proyecto en el plano de los ecosistemas y la naturaleza.

En este sentido, el ministro ha pedido que "se revise el proyecto" para que pueda compatibilizarse el desarrollo socioeconómico de Extremadura y el de Portugal, que valora la "gran importancia" que tiene desde el punto de vista turístico el entorno de la albufera de Alqueva, donde "miles de puestos de trabajo" están vinculados al funcionamiento de instalaciones hoteleras y otros servicios.

Estas declaraciones las realiza Nunes después de que los organismos medioambientales lusos emitieran ayer dos informes de 45 páginas en las que alertan de las consecuencias que tendría para Portugal la puesta en funcionamiento de la Refinería Balboa.

La construcción de estas instalaciones, a la que se han opuesto organizaciones ecologistas y partidos de izquierda en España, tiene un decidido respaldo del Gobierno autonómico de Extremadura y supone la creación de 3.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

El Grupo Gallardo, principal impulsor del proyecto calcula que representa más de 2.000 millones de euros de inversión y espera tenerlo en funcionamiento en 2011, cuando se convertiría en la décima refinería de petróleo de España.

El proyecto incluye la construcción de un oleoducto de 200 kilómetros que transportará el crudo a Extremadura desde el puerto de Huelva y que también a recibido críticas de los ecologistas.