(Ampl.) Zapatero anuncia un nueva línea de avales del ICO de 3.000 millones para ayuntamientos y pymes

Dice que los ayuntamientos, "decisivos para la democracia", están llamados a ser "protagonistas" del cambio del crecimiento económico

VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy la aprobación de una nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que, dotada con 3.000 millones, supondrá un "alivio importante" para ayuntamientos y pequeñas y medianas empresas (pymes) ya que garantizará el "oportuno cobro de facturas para obras y servicios municipales".

Zapatero, quien protagonizó hoy en Valladolid el acto de homenaje del PSOE a los 30 años de ayuntamientos democráticos, adelantó que esta línea de crédito extraordinaria se aprobará en la próxima reunión del Consejo de Ministros con el fin de garantizar el "oportuno" cobro de facturas para obras y servicios municipales para autónomos y pymes.

De este modo, según el presidente, estos avales públicos del ICO facilitarán el descuento de facturas por parte de entidades financieras dado que el Instituto respaldará el pago del cien por cien del importe y "dará un impulso" al crédito comercial.

La medida, adelantada por el presidente de la FEMP y alcalde de Getafe, Pedro Castro, durante su intervención, previa a la del presidente del Gobierno, supone una actuación simultánea, según Zapatero, con pymes, autónomos y ayuntamientos, sobre la "deuda pendiente" que "tanto" les "dificulta" y para que "tengan un alivio importante".

Asimismo, durante su intervención Zapatero agradeció a las pymes y a los autónomos el "esfuerzo" que hacen ante las dificultades de crédito y liquidez con que se encuentran y subrayó que, con su trabajo diario junto a los gobiernos locales, contribuyen al bienestar de los ciudadanos.

El fondo estatal de financiación local, conocido como Plan E, se encuentra, según el presidente del Gobierno, en una fase de "pleno auge" ya que las obras alcanzan su ritmo y los ayuntamientos "comprueban la prontitud con que se transfieren los recursos" con el fin de que las empresas los tengan a su disposición, lo que pone de manifiesto que la cooperación y la suma de esfuerzos de las administraciones "puede ser determinante para generar empleo y mantener la actividad económica".

El Gobierno quiere, en la fase de recuperación económica, "seguir contando" con los ayuntamientos pero también con una "mayor implicación" de las comunidades "en la tarea conjunta de luchar en favor del empleo y contra la crisis", por lo, según explicó, ha creado la Vicepresidencia tercera del Gobierno que ostenta Manuel Chaves, "uno de nuestros mejores dirigentes", para fortalecer y mejorar la cooperación.

A su juicio, es necesario "marcar el rumbo" para que de la recuperación económica nazca una economía sostenible ya que, añadió, del modo en que se diseñen ahora las ciudades dependerá "en gran medida" el futuro del modelo económico, por lo que abogó por pasar de la expansión urbanística "ilimitada" a una política de "renovación", de "rehabilitación" de barrios y viviendas "sostenible, eficiente y renovada".

LA "ECONOMÍA VERDE", OBJETO DE INVERSIÓN.

"Este es una columna fundamental para esa recuperación", resaltó el presidente del Gobierno, quien apuntó a la "economía verde", la sostenibilidad, el ahorro energético, las energías renovables, el uso adecuado del agua, la preservación de los espacios urbanos y el mantenimiento del "tejido cívico" de las áreas urbanas como los objetivos de los "grandes esfuerzos" de la inversión pública.

El Plan de Vivienda 2009-2012 recoge 500.000 actuaciones de rehabilitación de espacios urbanos que, en gran medida, según el líder del Ejecutivo nacional, se destina a la mejora energética de viviendas como ya se ha hecho en países "más avanzados" como medio para llegar a la calidad de vida, de empleo y de mantenimiento de la "fuerza tecnológica" de las empresas de la construcción.

"Tenemos que apostar decididamente por un futuro de sostenibilidad", reiteró antes de calificar de "importante" el Plan de Vivienda para los ayuntamientos --"ocho de cada diez ayudas son financiadas por el Gobierno de España"-- y apostar por mantener la promoción de la vivienda protegida y "sostenible" --Castilla y León cuenta con 440 millones para que más familias puedan recibir ayudas para acceder a la vivienda-- así como el alquiler --9.000 jóvenes de la Comunidad "disfrutan" de esa ayuda--.

Por ello, las vías que el Gobierno cree "prioritarias" de cara al nuevo modelo de crecimiento económico pasan por la economía verde "con un alto rendimiento en nuevas tecnologías" y que dote socialmente de equipamientos a familias y ciudades. "Estas tres vías confluyen para la recuperación económica y también para la nueva fase de creación de empleo", manifestó antes de reconocer el "protagonismo decisivo" de los ayuntamientos en colaboración con el Gobierno por ser las administraciones "más cercanas" a las familias "con problemas".

Los ayuntamientos, según Zapatero, fueron "factor decisivo para la democracia" y, 30 años después, están llamados a ser "protagonistas" del cambio del crecimiento económico, "de nuestro modelo de crecimiento sostenible con ciudades sostenibles, respetuosas y exigentes" con el medio ambiente.

"Estáis convocados a ser los grandes protagonistas de una economía que, además, debe de ser innovadora y debe apostar por las ciudades con mejores redes de telecomunicaciones que den vigor a empresas, que ensanchen y oxigenen la democracia participativa", señaló antes de añadir que los consistorios protagonizarán también una nueva fase de expansión de equipamientos y servicios sociales para las familias.

"La única manera de que podáis ayudar a esas familias es que vosotros os sintáis ayudados, respaldados y fuertes y el Gobiernos os hará fuertes para esa tarea", aseguró Zapatero, quien recordó el cambio experimentado por las ciudades tras las primeras elecciones municipales democráticas y atribuyó a los consistorios ese "gran cambio".

Los alcaldes y concejales, añadió, han sido "siempre" un "bastión en defensa de las libertades" tanto ante las "graves amenazas" del 23-F como "cada vez que ha habido que salir a la calle a defender la libertad" y a mostrar la repulsa contra ETA o contra "las guerras ilegales", por lo que el Gobierno y el PSOE han elegido a los ayuntamientos como sus "grandes aliados" para crear empleo y "combatir la crisis".