CajaSur amplía su colaboración con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) al adherirse a nuevas líneas de financiación

CÓRDOBA, 10 (EUROPA PRESS) CajaSur ha decidido ampliar su tradicional relación de colaboración con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) mediante la adhesión a las nuevas líneas de financiación incluidas en el Plan para el Estímulo de la Economía y el Empleo. En concreto, según informó la caja cordobesa en un comunicado, la línea ICO Liquidez, dotada con 10.000 millones de euros, pretende dar respuesta a las necesidades de financiación de capital circulante de pequeñas y medianas empresas (pymes) y trabajadores autónomos con un plazo de devolución de tres años, incluidos seis meses de carencia del principal en los que sólo se abonan intereses. Por otro lado, la línea de moratoria hipotecaria constituye otra de las grandes novedades de este año. Se aplicará a partir del próximo mes de marzo y permitirá lograr el aplazamiento temporal y parcial en la obligación de pago del 50 por ciento de las cuotas hipotecarias durante 2009 y 2010. Esta medida está destinada a determinados colectivos en situación de especial dificultad, que sean titulares de una hipoteca sobre su vivienda habitual y por importe no superior a 170.000 euros, que se haya formalizado antes del pasado mes de septiembre y que no se encuentren en situación de mora. Junto a ello, la línea de moratoria para pymes está dirigida a los autónomos y pequeñas y medianas empresas con operaciones vivas adscritas a las líneas ICO-PYME de los últimos tres años, y les permitirá financiar las cuotas de amortización de capital de estas operaciones correspondientes al año 2009. Por su parte, el Plan de Fomento Empresarial tiene como finalidad facilitar la obtención de créditos en condiciones preferentes a las pymes y a los trabajadores autónomos para la financiación de sus inversiones en activos fijos productivos y sus necesidades de liquidez. Cuenta con cuatro líneas de apoyo a la empresa: pymes, emprendedores, crecimiento empresarial e internacionalización de las empresas españolas. Finalmente, el Plan VIVE para la adquisición de vehículos completa las novedades del ICO, que se suman a las habituales líneas de mediación del organismo dirigidas al transporte y sector turístico, a la ampliación de estudios universitarios, inversión de los hogares en tecnologías de la información, fomento de la exportación y financiación del permiso de conducir, entre otras, algunas de las cuales se encuentran aún en fase de renovación.