Economía.- (Amp.) Solbes rechaza rescatar a entidades inviables para no generar un coste adicional a los contribuyentes

Afirma que Gobierno y Banco de España trabajan con grupos parlamentarios en la 'hoja de ruta' para procesos de recapitalización MADRID, 23 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, rechazó hoy la inyección de dinero público en entidades financieras inviables con problemas de solvencia, para no prolongar una situación insostenible con un coste adicional para los contribuyentes y para evitar distorsiones en el sector financiero. En su discurso en el 'Foro de la Nueva Economía', Solbes afirmó que las entidades españolas han soportado bien el primer embate de la crisis financiera, y recordó que las medidas articuladas por el Gobierno para facilitar la liquidez al sistema no han tenido coste alguno para el ciudadano, pero resaltó que los bancos y cajas de ahorros "no son inmunes" al deterioro del entorno económico y financiero. Las entidades financieras españolas podrían notar más el impacto de este oscuro escenario mediante un aumento de su morosidad, por lo que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero ya contempló la posibilidad de reforzar su capital con aporte público en caso de que las dificultades lo hicieran necesario, aunque todavía no se haya recurrido a esta medida, indicó el ministro de Economía. A su parecer, la primera opción para fortalecer la solvencia de una entidad financiera sería "buscar una solución en el ámbito privado" mediante absorciones y a través de los recursos del*Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), y posteriormente, en caso de que su dotación*fuera insuficiente, podría llevarse a cabo una aportación temporal de recursos públicos por parte del Estado. Este enfoque ha funcionado bien en el pasado y podría mitigar problemas inmediatos, al tiempo que se dirige a reforzar el sistema financiero, sostuvo el vicepresidente segundo. "Si no aprovechamos la coyuntura para establecer un nuevo orden financiero global, la voluntad reformista perderá impulso", consideró Solbes. Hasta ahora, lo que ha hecho el Ejecutivo no es ayudar a bancos y cajas en dificultades, sino comprar activos de calidad y articular un programa de avales bancarios a cambio de una contrapartida, en contraste con las ayudas llevadas a cabo en otros países, insistió el ministro de Economía, si bien recordó que las recapitalizaciones publicas están contempladas en la ley en España. "Qué va a suceder es algo mas complicado y difícil. El decreto ley de actuaciones recoge la posibilidad de recaptializaciones, idea que nunca se ha abandonado y que no descartamos usarla en el momento adecuado", dijo Solbes. "En España hay una larga tradicion de uso de estos recursos y han funcionado bastante bien", sostuvo respecto a los instumentos con que cuenta el Ejecutivo para entrar en el capital de bancos y cajas. Asimismo, indicó que en la actualidad, tanto el Banco de España como el Ministerio de Economía y Hacienda están trabajando con los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados con el fin de definir una 'hoja de ruta' que podría servir de guía para procesos de recapitalización que hayan de acometerse en el futuro. Solbes se refería de esta manera a la 'hoja de ruta' que prepara el organismo presidido por Miguel Angel Fernández Ordóñez para una posible reordenación del mapa bancario español que contempla diferentes escenarios de fusión entre entidades, y que afecta tanto a bancos como a cajas de ahorros. RETRIBUCION DE EJECUTIVOS DE LA BANCA. Por otro lado, y al ser preguntado sobre si el Gobierno está a favor de poner límites a la retribución de los ejecutivos de entidades financieras, Solbes matizó que el debate abierto tanto en Estados Unidos como en Europa se circunscribe a los bancos que reciban ayudas públicas, y no sobre las limitaciones salariales de los directivos del sistema financiero español. Además, sostuvo que "no es responsabilidad del Gobierno poner límites a la retribución de las empresas privadas", sino que para esa tarea están los estatutos de cada institución y sus normas de gobierno corporativo, dijo, aunque apuntó a la posibilidad de que en la actualidad haya una justificación para "revisar" determinadas remuneraciones que "chocan" en la sociedad.