Economía/Finanzas.- Solbes ve "tan malo no dar crédito a clientes solventes como darlo a quien no puede devolverlo"

Afirma que las medidas del Gobierno están permitiendo "suavizar" el ajuste del crédito al sector privado MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, aseguró hoy en el Congreso de los Diputados que es "tan malo denegar un crédito a un demandante solvente como dárselo a quien no podrá devolverlo". En su primera comparecencia anual en la Comisión de Economía y Hacienda en la Cámara Baja, Solbes consideró "sensato" pedir un mayor esfuerzo a bancos y cajas para facilitar la concesión de crédito a familias y empresas, pero calificó de "imprudente" establecer requisitos cuantitativos de crédito a las entidades. El ministro de Economía reconoció las "tensiones" existentes entre los requerimientos de una mayor concesión de créditos a la sociedad y la necesidad del sector financiero de ser prudente en el escenario de incertidumbre y de avanzar en su desapalancamiento. Según concretó, la desaceleración del crédito responde tanto a la menor demanda derivada de las expectativas de menor renta y descenso del precio de la vivienda, como a la menor oferta por parte de las entidades, que se enfrentan a mayores dificultades para captar liquidez en los mercados y una mayor percepción de riesgo. Aunque "aún es demasiado pronto" para evaluar la eficacia de los apoyos al sector financiero articulados por el Gobierno dirigidos a facilitar su acceso a la liquidez, Solbes estimó que "están ayudando a suavizar el inevitable ajuste del crédito al sector privado". A su parecer, las medidas del Gobierno "son útiles, pero difícilmente permitirán cambiar la tendencia del crédito en un entorno económico y financiero tan difícil como el actual". En ausencia de estas medidas, las entidades hubieran tenido que llevar a cabo restricciones más significativas del crédito, estimó. Solbes insistió en que las medidas adoptadas ante circunstancias de inestabilidad financiera, como el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), los avales a las emisiones bancarias y las ayudas del ICO, proporcionan liquidez al sistema sin coste al contribuyentes, y facilitan la movilización del crédito hacia familias y empresas.