Economía/Macro.- (Ampl) Solbes afirma que las medidas aprobadas hoy favorecerán la reactivación económica y el empleo

Descarta nuevas rebajas tributarias porque España ya ha hecho un esfuerzo del 5% del PIB en materia fiscal MADRID, 27 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó hoy que el Gobierno pretende con el conjunto de medidas económicas aprobadas la reactivación de la economía y del empleo y, para ello, se mejora la cobertura de los riesgos de ciertas empresas, se bajan los intereses de demora, se incentivan las operaciones de I+D+i y se modifica la Ley Concursal, que se ha mostrado, según dijo, "bastante rígida" en un momento de crisis como el actual. Junto con estas medidas de "carácter inmediato", Solbes destacó que el Gobierno también ha pensado en el lago plazo y, por ello, ha aprobado la transposición de la directiva de servicios del mercado interior y ha remitido a información pública el anteproyecto que modifica 46 leyes estatales para poder aplicar dicha directiva. La idea que pivota en estas leyes, dijo Solbes en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, pasa por eliminar las autorizaciones previas con carácter general y superar una "costumbre" española de pedir autorización "para todo". Solbes, que resaltó que esta leyes permitirán crear hasta 200.000 empleos y añadir más de un punto al crecimiento del PIB, indicó que uno de los cambios más relevantes es la nueva regulación de los colegios profesionales, "que muchas veces han ido más lejos y esto no es compatible con las normas de competencia". De ahí, los cambios introducidos sobre publicidad, baremos de precios o la eliminación de restricciones sobre el ejercicio simultáneo de dos o más profesiones. En cuanto al reaseguro de operaciones de seguro de crédito, el ministro apuntó que algunas compañías de seguro, por el exceso de riesgo, no cubren ciertos seguros de crédito y, por eso, el Gobierno toma parte del riesgo de estos seguros con el fin de incentivarlos. Será el Consorcio de Compensación de Seguros quien adopte el papel de avalista. También se refirió a la rebaja del tipo de interés legal del dinero y de demora, y señaló que con estas reducciones (del 5,5% al 4% el interés legal y del 7% al 5% el de demora), los ciudadanos que aplacen el pago de sus deudas se ahorrarán en torno al 30% de los intereses que hubieran pagado hasta ahora. Sobre la deducción por I+D+i en el Impuesto sobre Sociedades, apuntó que este incentivo ha funcionado "de manera eficiente" en este periodo y visto el comportamiento presupuestario de este concepto en los últimos años, indicó que el Gobierno cree que se debe suprimir su eliminación en 2012 y prorrogar la deducción "indefinidamente". Por su parte, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, indicó que el sector servicios en España supone casi el 67% del PIB y, por tanto, afirmó que es un sector "decisivo" para el crecimiento, la competitividad y el progreso del país. "Con la directiva de servicios España da hoy un paso para crear un auténtico mercado interno, introduciendo más libertad en los mercados y retirando barreras anacrónicas", subrayó. SIN MARGEN FISCAL Por otra parte Solbes admitió que España no dispone de margen para realizar esfuerzos adicionales contra la crisis desde el punto de vista fiscal. "Lo que no quiere decir que no lo haya para hacer otras cosas", señaló Solbes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde recordó que el esfuerzo fiscal español para superar el ajuste económico ha sido de casi cinco puntos del PIB. Explicó que este esfuerzo, consecuencia del funcionamiento de los estabilizadores automáticos y de la implementación de medidas para hacer frente al ajuste, elevará el déficit de las administraciones públicas "claramente por encima" del 3% a lo largo del año. "En esas condiciones, yo y mis restantes colegas de la zona euro hemos considerado que no hay lugar para nuevos planes de estímulo fiscal", indicó. El vicepresidente económico admitió que tanto EE.UU. como el Reino Unido siguen insistiendo en la necesidad de llevar a cabo nuevos impulsos fiscales para incentivar la economía, pero recordó que la situación de estos dos países es "muy distinta" a la de la zona euro. En este sentido, Solbes explicó que tanto EE.UU. como Reino Unido disponen de políticas monetarias y tipos de cambio propios, lo que hace que su situación sea muy diferente a la de la zona euro, donde el comportamiento fiscal es uno de los elementos básicos de equilibrio.