Economía/Macro.- (Ampl.) Zapatero no considera necesarias "pruebas de stress" para la banca española

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó el lunes que no considera que sea necesario someter a "pruebas de stress' a los bancos españoles debido a su solvencia. En una entrevista concedida al programa 'Quest Means Business' de la cadena de televisión CNN International, recogida por Europa Press, el presidente del Gobierno aseguró que el problema de Caja Castilla La Mancha (CCM) tiene una importancia "relativa", ya que no representa ni el 1% de la actividad financiera en España y porque no se trata de un problema de solvencia. Zapatero explicó que la intervención de la entidad por parte del Banco de España "tiene una importancia relativa, primero porque representa el 0,8% de la actividad financiera" y en segundo lugar porque no se está ante un problema de solvencia. "La caja tenía solvencia, pero tenía un riesgo en un plazo determinado de tener un problema", dijo el presidente del Gobierno, quien descartó la necesidad de someter al resto del sector a "pruebas de stress" y destacó el papel del Banco de España. A LA ESPERA DE LOS RESULTADOS DE LOS PLANES DE ESTÍMULO. Por otro lado, Zapatero evitó alimentar polémicas respecto a posibles desencuentros con el ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, respecto a la posibilidad de nuevos paquetes de estímulo y señaló que habrá que esperar a ver los resultados de las medidas de estímulo ya adoptadas. "Hemos hecho un programa de estímulo del 2% del PIB, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", dijo Zapatero, quien señaló que "habrá que considerar los efectos de esos planes de estímulo, que parecen que serán positivos". Asimismo, el presidente del Gobierno afirmó rotundamente que "no se arrepiente de pertenecer al euro", aunque reconoció que esta pertenencia pueda tener algunos inconvenientes. En este sentido, Zapatero, indicó que el Banco Central Europeo (BCE) "ha hecho un excelente trabajo desde octubre" al facilitar a las entidades el acceso a liquidez, así como por la decisión de recortar los tipos de interés de manera acusada. "Puede que antes de octubre se fijase excesivamente en la inflación", concedió Zapatero.