Economía/Macro.- Solbes admite que ve más dificultades en 2010 que las que veía antes

Reconoce que el déficit público cerró 2008 en el "3,5% largo", por encima de la cifra prevista MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, admitió hoy que las dificultades económicas se prolongarán a lo largo de 2010, al reconocer que ahora ve más dificultades que las que veía hace unos meses. "Siempre pensé que el momento más difícil sería en 2009", se excusó el vicepresidente económico durante su primera comparencia de este año en la Comisión de Economía en el Congreso de los Diputados, para apuntar después a la posibilidad de que la recuperación económica se postergue más allá del próximo ejercicio. Sin embargo, durante su intervención, Solbes insistió en que la crisis alcanzará su máxima intensidad en 2009 y que en el año 2010, pese a la elevada incertidumbre, se podrá iniciar cierta recuperación, que debería mostrar ya "cierto vigor" en el año 2011. Por otro lado, el responsable de la cartera de Economía admitió hoy que el déficit público cerró el pasado ejercicio en el "3,5% largo", por encima del 3,4% que estimó el Ejecutivo durante la presentación del nuevo cuadro macroeconómico en el mes de enero. Solbes recordó que el déficit público superará el 3% durante los próximos años como consecuencia de la crisis económica, algo que también está sucediendo en otros países. Además, admitió también que en la previsión de déficit para el 2009 (5,8%) no está incluido el nuevo modelo de financiación autonómica, aunque recordó que la intención del Gobierno es que este nuevo modelo ayude a reducir el déficit de las CC.AA y que por tanto no afecte tanto al déficit final. Con todo, afirmó que el Gobierno es "consciente" de que España entrará en un proceso de "déficit excesivo", si bien aclaró que no ha discutido con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, sobre este tema. "MARGEN AGOTADO". En esta línea, argumentó que España ha agotado el margen fiscal del que disponía en términos del máximo nivel de déficit público, ya que es posiblemente el país que ha realizado un mayor esfuerzo para corregir los efectos de la crisis. El vicepresidente económico recordó que el impulso fiscal total en España alcanza los 4,9 puntos, y que sólo algunos países como Alemania o Dinamarca se acercan a estas cifras. "Por eso hablo de margen agotado y de necesidad de hacer otras cosas", señaló Solbes, tras recordar que la política monetaria aún tiene algún margen de maniobra. Además, consideró que es un buen momento para hablar en el seno del diálogo social y consideró que aún hay margen para avanzar en algunos sectores, como los transportes, los servicios o las telecomunicaciones.