Economía/Macro.- Solbes pide acuerdos "importantes" y urgentes en el seno del diálogo social para afrontar la crisis

Afirma que la crisis financiera, lejos de remitir, se ha intensificado, e insiste en que España ha agotado su margen fiscal MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, consideró hoy "prioritario" continuar trabajando para mejorar el funcionamiento del mercado laboral a través del diálogo social, con el fin de alcanzar acuerdos "importantes", con la "urgencia" que plantea la crisis actual. Durante su primera comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados durante el 2009, Solbes señaló que estas reformas son "la clave" para fortalecer la competitividad de la economía española e impulsar el crecimiento a largo plazo. En este sentido, apeló a la responsabilidad de las distintas fuerzas políticas, a los agentes sociales y a las distintas administraciones públicas, para que colaboren en este proceso con el objetivo de sacar adelante "reformas ambiciosas" que permitan acelerar la recuperación económica y que la futura etapa de crecimiento sea "más duradera". Reconoció que 2009 será un "año difícil", en el que la crisis alcanzará "su máxima intensidad", provocando una caída del PIB y un fuerte aumento del desempleo, aunque, pese a la elevada incertidumbre, señaló que en 2010 y 2011 se podrán recuperar tasas de crecimiento positivas, que en 2011 deberían mostrar ya "cierto vigor". Así, afirmó que la economía volverá a crecer y que lo hará de manera "más equilibrada", con menos déficit exterior, menor peso de la construcción y menor endeudamiento privado, gracias a la aceleración del proceso de reequilibrio del patrón de crecimiento. Adelantó que la inflación se mantendrá "muy moderada" en el futuro, que los tipos de interés aún tienen margen para continuar bajando y que las tensiones financieras internacionales deben comenzar a remitir a finales de año si no hay "sorpresas negativas". "Esto configurará un entorno económico más favorable que ayudará a reactivar el consumo y la inversión", aseveró. Sin embargo, para alcanzar la recuperación, reiteró que es "imprescindible" dar un impulso adicional a las reformas estructurales y acelerar el diálogo social, ya que facilitarán una recuperación "más rápida y duradera", especialmente en términos de empleo. LA CRISIS FINANCIERA SE HA INTENSIFICADO. Solbes hizo un repaso a la situación económica general y reconoció una vez más que que la crisis financiera internacional, lejos de remitir, se ha intensificado, con un fuerte impacto en la economía real y un "colapso" de la demanda y de la actividad económica. No obstante, recordó que los gobiernos están trabajando para evitar caer en una espiral negativa, en la que el creciente deterioro de la actividad y la crisis financiera internacional se "retroalimenten" dando lugar a una depresión económica prolongada. Par evitarlo, señaló que los ejecutivos han puesto en marcha políticas de demanda expansivas y medidas excepcionales para reestablecer la normalidad en el sector financiero. SE HA USADO "PLENAMENTE" EL MARGEN DISPONIBLE. En este sentido, recordó las medidas que ha desarrollado el Gobierno español de estímulo fiscal y de provisión de financiación para frenar el deterioro económico a largo plazo, que en conjunto suponen un estímulo del 2,3% del PIB en el conjunto del presente ejercicio. Para Solbes, esta cantidad es "ambiciosa" y, unida al funcionamiento de los estabilizadores automáticos, ha llevado a utilizar "plenamente" el margen de actuación vía política fiscal expansiva. Consideró que la situación de España es comparable a la de sus vecinos europeos, y que fue la que llevó a realizar una "fuerte revisión" de las previsiones en la actualización del Programa de Estabilidad que, sin embargo, según Solbes, mantiene un firme compromiso con la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo. En este sentido, recordó que las previsiones de déficit del Ejecutivo parten de un 5,8% en 2009 y se dirigen a un importante ajuste del saldo en 2010, que permitirá reconducir el déficit al -3,9% en 2011. En este sentido, consideró "evidente" que el Ecofin declare la existencia de déficit excesivo, lo que le llevará a presentar las correspondientes recomendaciones para corregirlo.