El Barómetro sobre la Empresa Familiar concluye que este tipo de pymes continúa "invirtiendo para superar la crisis"

MURCIA, 23 (EUROPA PRESS) El primer Barómetro de la Empresa Familiar de la Región de Murcia concluyó que este tipo de pequeñas y medianas empresas (pymes) continúa "invirtiendo para superar la crisis" y que "las perspectivas no son tan pesimistas como ocurre a nivel general", según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado. Este estudio, el primero que se realiza en la Región, ha sido elaborado por la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Murcia (UMU) y la Asociación Murciana de Empresa Familiar (Amefmur) y cuenta con el apoyo de la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación y Cajamurcia. En la presentación del Barómetro, el consejero Salvador Marín animó a las empresas familiares a que "a pesar de la crisis sean optimistas y hagan una apuesta por una mayor profesionalización en la gestión y por la innovación aprovechando las ayudas de Info Financiación 2009 o las destinadas a pymes industriales, ya que lograrán mejorar su competitividad y consolidar su situación creando riqueza y empleo de calidad". Asimismo, destacó la importancia de las empresas familiares en la Región de Murcia "por su vocación de continuidad y visión a largo plazo genera un empleo estable y un compromiso sólido en la comunidad donde está implantada". El estudio establece en 45.300 las empresas familiares en la Región, de las que 8.150 tienen más de seis empleados. Asimismo, estas pymes están más presentes en los sectores más tradicionales relacionados con el 'saber' familiar, como el comercio al por menor, la hostelería, la industria de la alimentación y bebidas, cuero, calzado, así como en la construcción. El barómetro presentado hoy concluyó que las empresas familiares señalan como factores clave para el éxito empresarial, por encima de 6,7 en una escala de diez y por este orden, el servicio al cliente, la calidad del producto, precio final y control de los costes de la empresa. En este sentido, el presidente de Amefmur, José María Tortosa, indicó que los principales problemas que hoy afectan a las empresas familiares están causados por el descenso de la demanda, el incremento de la competencia y la reducción de la financiación, pero aun así, la empresa familiar ha aumentado la inversión interna para mantener la competitividad y superar la situación actual. Uno de los aspectos más destacados del estudio es el relacionado con la fiscalidad, donde las empresas familiares de la Región perciben que soportan una mayor presión fiscal que en otras comunidades, aunque el barómetro deja de manifiesto que "se observa un desconocimiento tanto de la forma de tramitación patrimonial más aconsejable, como de las deducciones que pueden aplicarse. En este sentido, el estudio sugiere también la necesidad de modificar el Impuesto de Sociedades y el Impuesto sobre la Renta". Marín indicó al respecto que "con una pequeña inversión para lograr mayor profesionalización en la gestión de las empresas familiares, estas pymes lograrían beneficiarse de medidas legales en fiscalidad que ayudarían sin duda a mejorar el rendimiento y el balance de sus negocios". Por último, la Consejería destacó entre las conclusiones del estudio "la reducción de los márgenes de rentabilidad de las empresas familiares. Los principales causantes de esta situación son la bajada de la demanda, el incremento de la competencia y la reducción de la financiación". La elaboración del Barómetro sobre la Empresa Familiar está subvencionado por la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación a través del Instituto de Fomento, y es un estudio "clave" para determinar la evolución de las empresas familiares de la Región, así como detectar sus potencialidades y puntos débiles de cara a mejorar su competitividad y contribución a la creación de empleo y riqueza. Esta medida forma parte del Plan Industrial de la Región 2008-2013 que impulsa el desarrollo y el crecimiento económico regional, así como la competitividad y diversificación del tejido empresarial, con especial atención a las pequeñas y medianas empresas y a la economía social. En la presentación del Barómetro, además del consejero y el presidente de Amefmur, intervinieron el rector de la Universidad de Murcia, José Antonio Cobacho, y el director de la Cátedra Empresa Familiar, Juan Monreal. Asimismo, la presentación se completa con la ponencia del director del Instituto de Estudios Económicos, Juan Luis Iranzo, titulada 'Quehacer empresarial en la situación económica actual'.