El Congreso convalida por unanimidad el decreto para sanear la deuda de los ayuntamientos con las pymes

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Congreso de los Diputados convalidó hoy por unanimidad el Real Decreto que aportará hasta 14.000 millones de euros a los ayuntamientos y entidades locales para pagar las deudas pendientes que mantienen con empresas y autónomos, con el fin de aliviar los problemas de liquidez de este colectivo.

Sin embargo, el texto no se tramitará finalmente como proyecto de ley, tal y como solicitaba el Partido Popular, ya que la propuesta obtuvo sólo 144 votos de los 'populares', frente al rechazo de 189 diputados y una abstención.

Por un parte, el real decreto ley permitirá a los ayuntamientos realizar operaciones de endeudamiento para financiar su déficit de tesorería a 31 de diciembre de 2008, y por otra instrumentará, a través del ICO, una nueva línea de 3.000 millones de euros para avalar a las empresas y autónomos con deuda pendiente.

Las operaciones de endeudamiento bancario tendrán un plazo máximo de amortización de seis años, con posibilidad de uno o dos de carencia y, desde la concertación de la operación, las entidades locales dispondrán de un mes para cancelar sus deudas pendientes con proveedores.

El plazo para concertar la operación de endeudamiento es de tres meses a partir de la entrada en vigor del Real Decreto, lo que permite establecer un periodo máximo de cuatro meses para la ejecución de esta medida.

Los ayuntamientos tendrán además que aprobar un plan de saneamiento por idéntico periodo al de la operación financiera y deberán presentar al Ministerio de Economía y Hacienda una certificación del pago de las deudas abonadas a sus proveedores.

La operación de endeudamiento podrá ascender a unos 11.000 millones de euros, a partir del cálculo de las entidades locales que ya han remitido la liquidación del 2008 y de una proyección del posible remanente negativo de tesorería del conjunto de las entidades locales.

Por otro lado, el Gobierno articulará a través del ICO la inmediata puesta en marcha de una nueva línea de crédito para avalar por un importe máximo de 3.000 millones a las empresas y autónomos con deudas pendientes de pago por parte de los ayuntamientos.

De esta forma, el Ejecutivo avala las operaciones de descuento a empresas y autónomos con facturas pendientes de cobro. Además, el real decreto establecerá como garantía final y ante posibles impagos por parte de las entidades locales su participación en los ingresos del Estado, en la que se podrán retener las cantidades correspondientes a la deuda de los ayuntamientos que incurran en el incumplimiento de sus obligaciones de pago.

La nueva línea contempla un límite de 300.000 euros por acreedor para evitar que las grandes empresas acaparen los avales y con el objetivo de asegurar que las pequeñas empresas y los autónomos tengan un acceso real a los créditos. Además, se ha establecido un límite por entidad local del 25% de su participación en los tributos del Estado para año 2009, con el objetivo de evitar retenciones excesivas en los ingresos de los ayuntamientos que pudieran crearles problemas en el futuro.