El ICO avalará a las pymes para hacer frente a sus deudas con los ayuntamientos

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó hoy, con sólo un voto en contra, una moción del PP consensuada con PSOE y CiU que insta al Gobierno a crear una línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que permita a las pymes y autónomos recibir créditos para hacer frente al cobro de las deudas pendientes con los ayuntamientos. En concreto, el texto de la iniciativa plantea que el Ejecutivo "facilite la negociación" de pymes y autónomos con la banca a través de una nueva línea de avales "que garantice el cobro de las deudas pendientes de las corporaciones locales, e introduzca la necesaria liquidez en los proveedores de las administraciones municipales". Esta medida, que los socialistas consideran "coyuntural" tendrá que ser diseñada por el ICO, y desarrollada normativamente, para garantizar que no suponga un coste para los empresarios que se acojan a ella, si bien admiten que la solución definitiva para esta problemática se enmarca dentro de la reforma de la financiación local que el Gobierno está negociando con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). La iniciativa propone también que se estudie la creación de una nueva línea de créditos directos del ICO para facilitar el pago de los municipios a sus proveedores, priorizando las deudas que se mantengan con las pymes, al tiempo que exige "velar por el cumplimiento" de la legislación contra la morosidad en el sector público. Asimismo, ratifica la decisión del Gobierno, anunciada ayer, de modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para permitir a las entidades locales un déficit excepcional del 0,3% del PIB, para asumir un mayor volumen de financiación con el que hacer gente a sus deudas con las pymes. Durante el debate de la iniciativa, el diputado del PP Rafael Merino aseguró que la deuda de los ayuntamientos suma 6.000 millones de euros, la misma cantidad que los "improductiva" deducción fiscal de los 400 euros, y no es una respuesta a miles de autónomos y pymes, que se manifestaron hace una semana a las puerta del Congreso. PP: "QUE LAS PYMES NOS PUEDAN MIRAR A LA CARA""Espero que podamos decirles a las pymes y autónomos que nos miren a la cara", incidió Merino, cuya moción pedía inicialmente una nueva línea de préstamos del ICO, dotada con 5.000 millones de euros, para facilitar a los ayuntamientos que acaben con sus problemas de morosidad con las pymes en un plazo de 60 días. La socialista Meritxell Batet defendió la "intensa negociación" entre el Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que confía en que "llegue a buen puerto", para evitar que las deudas de las corporaciones locales se conviertan en un lastre para la economía en una situación de crisis. El diputado de CiU Josep Sánchez Llibre celebró en su intervención la buena acogida de sus propuestas, como implementar una nueva línea de crédito del ICO que priorice el pago de los ayuntamientos a las pymes así como facilitar avales para que los proveedores impagados puedan descontar las facturas pendientes de cobro. EL PNV CRITICA EL "EXOTISMO" DEL ACUERDO Por su parte, el diputado del PNV Emilio Olabarría lamentó que la "geometría variable" haya llevado a "exotismo" parlamentario a la hora de negociar las iniciativas sobre políticas sectoriales, aunque finalmente reivindicó el valor del acuerdo en un contexto de crisis. El portavoz de ERC, Joan Ridao, advirtió que con el grifo del crédito "cerrado a cal y canto" se han agravado los problemas de liquidez de muchas empresas, y se mostró favorable a la intervención de ICO para resolver este problema. El representante de BNG, Francisco Jorquera, incidió en que sería positivo la nueva línea, pero su cuantía debe concretarse en función de las deudas cuantificadas, al tiempo que no debe suponer un retraso en la reforma de la financiación local.