El importe de las solicitudes de aplazamiento de deudas tributarias aumenta un 95% hasta marzo

Salgado dice que 30.000 empresas han pedido la devolución mensual del IVA y que las líneas ICO para pymes marchan a velocidad de crucero

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró hoy se han incrementado en 445.000 las empresas que han solicitado un aplazamiento de sus deudas tributarias en el primer trimestre, con un aumento del 95% del importe, gracias a la ampliación de 6.000 a 18.000 euros del límite para poder solicitarlo sin necesidad de aval.

En respuesta a una interpelación de CiU en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Salgado puso estas cifras como ejemplo de los esfuerzos que se están realizando para facilitar liquidez a las empresas, entre los que enmarcó también la puesta en marcha de la devolución mensual del IVA, a la que ya se han acogido 30.000 empresas y que, según dijo, se ampliarán a 100.000 en lo que queda de año.

Además, puso de manifiesto que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) prevé destinar este año hasta 35.000 millones de euros para apoyar la inversión y la liquidez de pymes y autónomos. Asimismo, precisó que más de 61.000 empresas se benefician ya de las líneas ICO pyme y liquidez.

En este sentido, afirmó que estas líneas van ganando celeridad y "ya tienen una velocidad de crucero, que el Gobierno estaría encantado de que se acelerara, pero que ya es razonable".

LA ÚLTIMA PALABRA LA TIENEN LAS ENTIDADES FINACIERAS.

Con todo, Salgado dejó claro que el ICO no es una banca pública y que bancos y cajas son "mediadores necesarios" para que sus líneas de crédito lleguen a las empresas y a las familias. En este sentido, recordó que corresponde a las entidades "valorar el riesgo y determinar si finalmente una operación puede ser cubierta por una línea ICO".

En este sentido, recordó también que las entidades financieras "están preocupadas por la morosidad", que, aunque se está moderando, "sigue en niveles elevados".

En cualquier caso, Salgado reconoció que "todo se puede mejorar" y que el Gobierno está estudiando la posibilidad de agilizar la concesión de créditos cuando una empresa se encuentre en el sistema de garantía recíproca.

Además, indicó que el ICO está firmando convenios con las comunidades autónomas para que complementen sus garantías y las entidades cuenten con mayores avales, pudiendo ser más "optimistas" en cuanto a la viabilidad de las operaciones para las que se solicita financiación.

Desde una óptica global, Salgado indicó que el proceso de reducción de la deuda del sector público iniciado en 2007 se ha visto exacerbado con la crisis financiera, y explicó que "no es realista pensar" en un cambio en el flujo de créditos, aunque el Gobierno trabaja para "suavizarla".

Además, consideró que el crédito privado "no podrá crecer más que el PIB nominal" y que, de hecho, "debería crecer menos durante algunos años".

NO SE TOCARÁN LAS COTIZACIONES SOCIALES.

Por otro lado, Salgado aseguró que "la voluntad del Gobierno es preservar absolutamente las cotizaciones a la Seguridad Social", en respuesta a la propuesta de CiU para que las empresas pudiesen compensar por esta vía, o a través del IRPF o Sociedades, los pagos adelantados del IVA.

Así, el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre, desplegó una serie de propuestas para aportar liquidez a pymes y autónomos, como una "reorientación global del ICO" o "ampliar y definir" la cuenta corriente tributaria para que se puedan acoger a ella más empresas.

Asimismo, propuso que las deudas contraídas con las Administración central se puedan compensar a través de las cuentas con las comunidades autónomas y locales.