El PSOE destaca que los ayuntamientos cordobeses tendrán 242 millones para pagar a pymes y dotarse de liquidez

CÓRDOBA, 11 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de la Nación ha puesto en marcha dos nuevas líneas de crédito para facilitar a los ayuntamientos el pago de las deudas que mantengan con pymes y autónomos y para dotarse de liquidez mediante préstamos en condiciones especiales. En el caso concreto de los consistorios cordobeses, éstos dispondrán de un total de 242 millones de euros para tales fines.

Según explicó hoy en rueda de prensa el senador del PSOE por Córdoba Antonio Hurtado, el objetivo general es, no sólo facilitar a los consistorios el pago de sus facturas a empresas con las que han contratado la prestación de servicios o la ejecución de obras en el ámbito público, sino que el que dichas empresas dispongan de liquidez para poder mantener e incrementar su actividad.

Con tal fin, la primera línea de financiación prevista por el Ejecutivo central se refiere a la concesión de avales, por parte del Estado, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), por un montante en la provincia de Córdoba de 52 millones de euros, para que los ayuntamientos puedan pagar y endosar facturas, siempre que sean anteriores al 23 de abril pasado.

La fórmula de actuación en este caso, según detalló Hurtado, consiste en que el empresario en cuestión deberá dirigirse a una entidad financiera colaboradora del ICO, rellenar "dos simples papeles", uno referido a que "el Ayuntamiento reconoce que le debe la factura o certificación de obra correspondiente", y otro documento consistente en "una comunicación al banco de que se ha hecho un endoso a favor de esa entidad financiera", con el 31 de julio de este año como fecha límite para hacerlo.

Se trata, según destacó el senador socialista, de "pagar las facturas y las certificaciones de obras de los ayuntamientos", con el objetivo de que "los ayuntamientos de este país se conviertan en los mejores pagadores para las empresas y los autónomos".

El otro programa especial de financiación, por un total de 190 millones de euros para los entes locales cordobeses, sirve al objetivo de que los ayuntamientos puedan dotarse de liquidez, accediendo a préstamos extraordinarios en condiciones ventajosas, que habrán de amortizarse en un plazo máximo de seis años, con uno o dos años de periodo de carencia, pero siempre que dichos créditos no superen la cifra equivalente al déficit municipal a 31 de diciembre pasado.