La Generalitat ayudará a emprendedores con 17,8 millones y avales en 2009

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La Generalitat destinará 17,8 millones de euros en 2009 a ayudas para emprendedores y parados que se constituyan como autónomos, el doble de presupuesto que en 2008, año en que el Gobierno catalán puso en marcha esta iniciativa, explicó hoy la consellera de Trabajo, Mar Serna.

Además, el Govern ofrecerá avales desde mayo para facilitar el acceso al crédito a empresas de hasta tres años de trayectoria, con un límite total de operaciones de 37,5 millones.

Serna repasó que en 2008, la Generalitat ayudó a crear 2.479 empresas y a consolidar a 1.291, con lo que se generaron unos 4.500 puestos de trabajo. Asesoró y formó a 14.554 emprendedores y ayudó a financiar a 2.009 autónomos en el marco del Plan Inicia, que se puso en marcha a mediados de año y contó con 9,6 millones de euros.

Para 2009, la partida más importante, de financiación para autónomos, pasa de 8,3 millones a 12,8, con un incremento del 50% de la subvención media por beneficiario.

La subvención para parados que quieran convertirse en autónomos es de 4.000 euros. Esta cifra sube en el caso de jóvenes de hasta 30 años (4.500 euros), mujeres (5.000), discapacitados (8.000) y mujeres discapacitadas (9.000 euros) y maltratadas (+10% en cualquiera de los casos).

También hay subvenciones de hasta 1.000 euros para asistencia técnica en la constitución de una empresa, y de hasta 3.000 euros para reducir los intereses de un crédito pedido para poner en marcha una actividad empresarial.

Por otro lado, la Generalitat iniciará este año el proyecto piloto 'Nosotras Empresarias', con el que ayudará a crecer a 30 empresas creadas por mujeres a través de formación, asistencia técnica y contactos con posibles inversores.

Serna avanzó que también está en preparación un plan para fomentar la cotitularidad de las mujeres en las explotaciones agrarias y promover su emprendeduría en el mundo rural.

Según los últimos datos del informe Global Entrepreneurship Monitor, correspondientes a 2007, el número de personas que crearon un negocio por necesidad fue del 21%, seis puntos más que un año antes. Serna auguró que en 2008 este porcentaje "subirá", ya que crece el número de parados que decide convertirse en autónomo para auto ocuparse.

"Cuando empeora la situación económica, la emprendeduría es una oportunidad", defendió la consellera, que añadió que el apoyo a estas iniciativas personales "es la forma de ir consolidando el tejido empresarial catalán".

Preguntada por la posibilidad de ofrecer una renta a las personas que agoten la prestación del paro y sigan sin trabajo, aseveró: "No podemos permitir que se dé sin que vaya acompañada de formación o reciclaje"; a la vez que emplazó a la coordinación entre Estado y comunidades autónomas para "complementar, no duplicar".