Satsifaccion en la FEMP con la nueva línea del ICO

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, mostró hoy su satisfacción por la nueva línea de aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 3.000 millones de euros anunciada por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para que los ayuntamientos afronten sus deudas con pymes y autónomos.

En declaraciones a Europa Press, el también alcalde de Getafe (Madrid) valoró positivamente la nueva medida destinada a los municipios al considerar que cubre "prácticamente" todos los impagos de las corporaciones con los empresarios, alegando que la cifra total de deuda de los municipios no está delimitada.

"Con esta prácticamente se paga al cien por cien las deudas con las pymes", aseguró Castro, quien afirmó que la línea de avales públicos podría ascender a los 4.000 millones de euros si se suman los "intereses que generan las deudas". Destacó además que los municipios devolverán los créditos en seis años y podrán contar con dos de carencia.

Por otra parte, elogió la apuesta del presidente del Gobierno por la inversión pública para salir de la crisis, así como el que tenga en cuenta para ello a los ayuntamientos. En este sentido, confió en contar con un nuevo fondo de inversión similar al Plan E para 2010, aunque esta vez "más selectivo" para financiar asuntos sociales y de I+D+i.

PRIMERA PETICIÓN A CHAVES

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) calculaba en más de 4.000 millones de euros las deudas de los ayuntamientos con las pymes y autónomos, objeto de las negociaciones entre la institución y el Ministerio de Hacienda desde hace varias semanas para abrir una línea de aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

En un acto en Valladolid para conmemorar el 30 aniversario de las primeras elecciones, el jefe del Ejecutivo anunció una línea de avales públicos dotada con 3.000 millones de euros ante la presencia del presidente de la FEMP, Pedro Castro, quien el pasado miércoles trasladó esta petición al vicepresidente tercero, Manuel Chaves.

En una entrevista concedida a Europa Press antes de Semana Santa, Castro avanzó que en su primera reunión con el recién nombrado ministro de Política Territorial trataría de dar un impulso a esta medida para que fuera aprobada en Consejo de Ministros a finales de abril y calculó entre 4.000 y 5.000 millones las deudas de los municipios con pymes y autónomos.

Según explicó, se trata de que las entidades locales salden sus facturas con los empresarios en un plazo de tres meses, con el objetivo de contribuir a salir de la crisis también en el plano local y ante las dificultades de los ayuntamientos para afrontar sus deudas tras la caída del sector inmobiliario.

Castro incluyó esta medida entre el conjunto de actuaciones anticrisis que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha impulsado en los últimos meses con el fin de ayudar a los municipios a superar la crisis económica, entre las que destacó el plan de 8.000 millones de euros para financiar obras municipales.

El presidente de la FEMP también reclamó a Chaves en su primera reunión que se prorrogue a próximos ejercicios el fondo estatal destinado a los municipios, debido a "los buenos resultados" que ha tenido este año. Chaves escuchó la propuesta y aseguró que la trasladará al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Castro está además embarcado en una reivindicación tradicional de los ayuntamientos, una reforma de la ley de financiación local para que los municipios reciban una cantidad acorde con los servicios públicos que prestan. Según la institución, las corporaciones asumen competencias impropias valoradas en 7.000 millones de euros.

Esta ley, junto con la Autonomía Local, es la reforma más deseada de la institución y sus sucesivos presidentes durante los últimos años. Por ese motivo, Castro ya se ha dirigido a los portavoces de los Grupos Parlamentarios en el Congreso para solicitarles su apoyo al proyecto de ley, confiando en que éste llegue a las Cortes en octubre.