Solbes afirma que las entidades ofrecen peores condiciones por la morosidad

Solbes afirma que las entidades ofrecen peores condiciones por la morosidad

Solbes afirma que las entidades ofrecen peores condiciones por la morosidad

MADRID, 11 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, aseguró hoy en el Congreso que considera que la situación es "claramente mejor" que hace seis meses porque "hay liquidez y recursos para el al crédito", que se sigue concediendo aunque sea "en peores condiciones", lo que a su juicio, es "normal" por parte de las entidades financieras, dado el aumento de la morosidad. En respuesta a una interpelación del diputado de ICV, Joan Herrera, quien le advirtió de que las medidas del Gobierno en apoyo al sector financiero deben "pararse" porque la banca no las destina a dar créditos arguyendo que "no toca", mientras toman la decisión "éticamente injustificable" de repartir dividendos y, además, tienen el "descaro" de culpar de la crisis a la economía real. Solbes aseguró que comparte la preocupación por la "problemática" de la falta de crédito, y señaló que las elevadas tasas de crecimiento de los últimos años no podían "sostenerse de forma indefinida", si bien indicó que el ajuste ha sido agravado por el 'shock' de la crisis financiera internacional. "Parte de la crisis deriva del exceso de crédito", incidió. No obstante, el ministro de Economía recalcó que el problema no es la liquidez ni la falta de demanda de crédito, sino la elevada "tasa de morosidad" que provoca que las "políticas crediticias sean más restrictivas". "Es normal que sólo en determinadas condiciones los bancos puedan dar crédito", remachó. Asimismo, admitió que ve "éticamente criticable" que se vean repartos de dividendos "excesivos" y salarios "exorbitantes" en las entidades, si bien recordó que el Gobierno no puede intervenir en estos casos y deben ser las juntas de accionistas de las propias entidades las que tomen las decisiones sobre este asunto. LOS RECURSOS NO SON TANTOS COMO EN EL PASADO Solbes defendió las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo español, que se adelantaron a la respuesta coordinada de la Unión Europea para ampliar los recursos del BCE, los avales y la posibilidad de las recapitalizaciones, con el objeto de devolver la confianza a los mercados y elevar la liquidez para la concesión de créditos. No obstante, admitió que estos objetivos se han conseguido "de forma sólo parcial" porque los recursos "no son tantos como en el pasado". Sobre la posibilidad de que España adopte medidas adicionales respecto a la banca como las que se llevan a acabo en otros países europeos, Solbes afirmó que "todo lo que signifique volver a un sistema financiero saneado ayuda al crédito". EL ICO SE UTILIZARÁ AL 100%. En este sentido, ante la insistencia de Herrera, precisó que no es partidario de "dar marcha atrás" y volver a un sistema público de crédito que, si se pusiera en práctica, "llevaría años" y presentaría además "grandes riesgos". "El Estado no puede dar crédito a cualquiera que lo pida y no lo pueda pagar", incidió, explicando que esto podría llevar a la "quiebra" de las arcas públicas. Asimismo, reivindicó el esfuerzo del Gobierno para utilizar los recursos estatales en apoyo de la financiación de políticas prioritarias en beneficio de la vivienda, las empresas y las familias, que cristalizan en la creación de nuevas líneas y la ampliación de las actuales al Instituto de Crédito Oficial (ICO) con 29.000 millones de euros. Solbes mostró su confianza en que, tras las "últimas correcciones" aprobadas por el Consejo de Ministros para hacer más atractivas sus condiciones para los bancos, estas líneas "se van a utilizar al 100%", aunque no en las primeras 48 horas. INFORMARÁ "ABSOLUTAMENTE AL CÉNTIMO" DE AYUDAS A BANCOS. Solbes recordó que el Ejecutivo tiene una "capacidad de presión" sobre las entidades, pero aseveró que "no corresponde" a un Gobierno fijar límites, ni máximos ni mínimos, sobre la cantidad de préstamos que deben dar bancos y cajas porque "rompe toda la lógica del libre mercado". Además, recordó que fue "muy criticado" hace un año por censurar los elevado plazos de los préstamos hipotecarios. Además, garantizó a los diputados presentes en el hemiciclo que conocerán quién ha pedido el dinero "absolutamente al céntimo", porque sus reservas iniciales debidas a la posibilidad de que se "mailterpretara la posición financiera" de algunas entidades se han revelado infundadas ante el gran número de entidades que se han acogido a las ayudas. "No hay ningún problema", sentenció. En otra interpelación del diputado 'popular' Cristóbal Montoro sobre las actuales dificultades de las pymes, Solbes admitió que los problemas de las empresas y autónomos son tema un "absolutamente mayor", ya que el crédito se está desacelerando "rápidamente" y lo seguirá haciendo en los próximos meses porque los mercados financieros continúan sin normalizarse. El vicepresidente aseguró que el Gobierno era consciente de las dificultades que se avecinaban y rechazó las críticas de inacción por parte del PP repasando las medidas financieras del Ejecutivo. En este sentido, aseguró que si se emplearan los 50.000 millones del Fondo para la compra de activos, los 100.000 millones de avales y la aplicación de las líneas del ICO, la financiación al sistema alcanzaría los 175.000 millones de euros, cuantía que "sin duda alguna" tendría un gran impacto. Sobre la menor liquidez de los últimos meses, consideró que la prudencia de las entidades es hoy en día "un valor" a la hora de dar crédito porque les permite mantener una posición de liquidez sólida para afrontar nuevas tensiones de los mercados, aunque rechazó de plano que el sistema español vaya a atravesar los problemas a los que apunta el PP "con su habitual visión optimista". Por todo, Solbes consideró que no es el momento de reprobar a bancos y cajas por un comportamiento "precavido", y coincidió con Montoro en que no hay que "azuzar" a los bancos, aunque sí se les pueden pedir algunos esfuerzos para ayudar a sanear la situación del país "con la adecuada prudencia". Finalmente, acusó a Montoro de caer en el tremendismo y en ataques personales para ponerle nervioso y rechazó los llamamientos del PP a que abandone el Gobierno. "Si alguien ha tenido la posibilidad de marcharse de la política y ha podido hacerlo sin ningún tipo de dificultades he sido yo, y si alguien ha querido quedarse, he sido yo", concluyó. MONTORO: EL GOBIERNO NO TIENE PALABRAS Por su parte, Montoro se lamentó de que el Gobierno "no tenga palabras ni credibilidad", y recordó que la confianza se obtiene diciendo a la gente "lo que realmente pasa", por lo que pidió al Ejecutivo que "suba a la tribuna" a reconocer que se ha equivocado con su política económica. "Ya está bien de palabras huecas, invitaciones falsas al consenso y medias verdades", denunció. En esta misma línea, invitó a Solbes a abandonar el carro del Gobierno por "dignidad personal y política", y consideró que la crisis está permitiendo a la sociedad ver al Ejecutivo socialista "en su salsa y donde le gusta estar", al tener que afrontar la "trilogía más sangrienta de la historia: caída de actividad, aumento del paro y deflación".