Zapatero advierte que el Gobierno estará atento para que el crédito fluya

  • Madrid, 10 feb (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió hoy de que el Gobierno permanecerá "especialmente atento" a la evolución del crédito porque para que se dé la recuperación económica se necesita que éste fluya de las entidades financieras a las familias y empresas.

Zapatero ve "arriesgado" decir cuándo llegará "la luz al final del túnel"

Zapatero ve "arriesgado" decir cuándo llegará "la luz al final del túnel"

Madrid, 10 feb (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió hoy de que el Gobierno permanecerá "especialmente atento" a la evolución del crédito porque para que se dé la recuperación económica se necesita que éste fluya de las entidades financieras a las familias y empresas.

En su comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar la evolución de la crisis y sus efectos en el empleo, Zapatero insistió en que el Gobierno ha hecho y hará "todo lo que está en sus manos" para que eso suceda.

Aunque los efectos de las medidas adoptadas por el Ejecutivo para afrontar la crisis "aún no se notan suficientemente", Zapatero destacó algunos aspectos positivos que deben servir de "palancas" para salir de la actual situación.

Entre estos aspectos, además de la moderación de la inflación, destacó la caída del Euribor, el principal referente de las hipotecas en España, que auguró que seguirá bajando en los próximos meses.

Zapatero también valoró que a pesar de la actual coyuntura, la economía española sigue siendo atractiva para los inversores extranjeros, que en los once primeros meses de 2008 habían invertido más de 42.100 millones de euros, el 17 por ciento más que un año antes.

El jefe del Ejecutivo reiteró que los ciudadanos estamos pagando en todo el mundo "la codicia limitada y la especulación irresponsable" en la que incurrieron aquellos que se "aprovecharon" de unos mercados financieros mal regulados.

En cuanto al sistema financiero español, Zapatero reiteró que ha resistido con éxito el "terremoto" de septiembre -en clara alusión a la quiebra de Lehman Brothers-, aunque "no haya sido inmune a la caída de la confianza".

Además, incidió en que no ha sido necesaria ninguna actuación del Fondo de Garantía de Depósitos ni tampoco el reforzamiento del capital de ninguna entidad española.

"No ha habido, pues, inyección directa alguna de fondos públicos a ningún bajo o caja de ahorros", añadió.

Zapatero resumió todas las medidas del Gobierno para inyectar liquidez en el sistema financiero, como las cuatro operaciones del Fondo de Adquisición de Activos Financieros; el aval del Estado en las emisiones de deuda nueva de las entidades financieras en 2009; o las diferentes líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

En concreto, consideró que la nueva línea ICO-Liquidez, destinada a financiar el capital circulante de las pymes, tendrá "tanta aceptación" que agotará, en pocas semanas, los 10.000 millones con los que está dotada.

Por eso, explicó que el Ejecutivo ha autorizado el traspaso de fondos desde la línea ICO-Pyme a la línea ICO-Liquidez, además de que ha previsto la ampliación de su importe en el caso de que la dotación económica de ambas líneas se agote.