Zapatero afirma que no quiere fusionar las cajas sino "salvar todo aquello que se pueda"

Ve que el crédito mejora "poco a poco", pero admite que no se va a recuperar "de la noche a la mañana"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que el objetivo de la 'hoja de ruta' que está diseñando el Ejecutivo para la intervención en el sector financiero no tiene como objeto la reestructuración mediante fusiones de las cajas, sino garantizar su competitividad "salvando todo aquello que se pueda" en las entidades que se vean afectadas por la crisis financiera.

En respuesta al portavoz del BNG, Francisco Jorquera, durante el Debate del estado de la Nación, Zapatero admitió que las entidades españolas no son ajenas al "riesgo" de la crisis financiera, si bien ésta ha tenido "menos efectos negativos" que en las de otros países, lo que ha motivado al Gobierno a poner en marcha medidas como los avales a emisiones de deuda o el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF).

"Hay que prevenir lo que puede ser algún proceso de afectación", reconoció el jefe del Ejecutivo, quien ve "más fácil" que éstos afecten a las cajas que a los bancos.

El diputado del BNG había apuntado anteriormente que la reestructuración del sector "tiene que hacerse desde el respeto a las competencias autonómicas", y recalcó su oposición a una política de fusiones que conlleve a la deslocalización de los centros de decisión de las cajas gallegas.

CRÉDITOS ICO A 60.000 PYMES.

"No hay ningún objetivo de reestructurar, de fusionar", insistió Zapatero, quien prometió a Jorquera que la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, haría partícipe al BNG y al resto de grupos del contenido del decreto ley que el Gobierno está preparando.

Posteriormente, en respuesta a la diputada de UPyD, Rosa Díez, el presidente se refirió a los problemas de crédito de la economía española. En este sentido, explicó que en lo que va de año se han concedido créditos del ICO a 60.000 pymes, una cifra que, según reconoció "seguramente" supone un número escaso, aunque recordó que son datos de abril y que las líneas están operativas todo el año.

NIEGA LA EFICACIA DE LA TOMA DE CONTROL PÚBLICO.

En este sentido, incidió en que el sistema financiero ha cerrado "durante mucho tiempo" el grifo del crédito por el "colapso" de las grandes entidades estadounidenses y europeas. "La aversión al riesgo que se ha vivido no tiene precedentes", señaló el presidente, quien señaló que "poco a poco" esta situación va mejorando.

"Pero no vamos a recuperar de la noche a la mañana el impacto de esta crisis", aseveró el jefe del Ejecutivo, para quien "es imposible" que se recupere "en tres meses", ni siquiera aunque el Gobierno hubiera tomado el control en las entidades que ayudó, como le reclamaba Díez, porque ante la coyuntura del mercado derivada de la quiebra de Lehman Brothers hubiera supuesto "un suicidio".