Blanco (PSOE) dice que el aval del Consejo Social prueba que el presupuesto para 2009 es "realista y austero"

CÓRDOBA, 27 (EUROPA PRESS)

El primer teniente de alcalde y delegado de Relaciones Institucionales y Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Blanco (PSOE), dijo hoy que el dictamen del Consejo Social, "que avala" el proyecto de presupuesto municipal para 2009, hoy aprobado por la junta de gobierno local, "demuestra que se trata de un presupuesto realista y austero".

A través de un comunicado, Blanco dijo estar satisfecho, no sólo por el dictamen del Consejo Social, "que avala el presupuesto", sino también con el informe de la Intervención municipal sobre dicho proyecto presupuestario, ya que, a su juicio, "aporta sobre todo puntualizaciones técnicas, que se estudiarán por el Área de Hacienda", destacando, además, que el presupuesto para este año recoge un "fuerte recorte del gasto corriente, que se ejecutará mediante ahorro, eficiencia y eficacia en el gasto".

En este sentido, insistió en que, tanto el Consejo Social, como la Intervención municipal, "reconocen que el presupuesto se atiene al Plan Económico y Financiero actualmente en vigor y que asegura el funcionamiento económico municipal", aunque "no sin esfuerzo".

El también portavoz del PSOE en el gobierno municipal destacó que "la bajada de ingresos se traduce en un ajuste del gasto para controlar el déficit", e hizo hincapié en que el Consejo Social "reconoce el esfuerzo que se realiza en mantener el gasto productivo y el de protección social, así como el cumplimiento de los compromisos del convenio y la continúa apuesta municipal a favor de la consecución del aeropuerto y el centro de congresos".

Además, según subrayó Blanco, "la inversión municipal en la ciudad durante este año se incrementa respecto a 2008 gracias a los fondos FEIL y Proteja, lo que va a permitir bajar el endeudamiento y compensar la bajada de ingresos por venta de suelo".

Finalmente, Blanco lamentó que el PP "no reconozca el esfuerzo municipal a la hora de elaborar el presupuesto y que siga exigiendo más gasto a la vez que propone una reducción de los ingresos, sin ser capaz de colaborar en esta difícil situación que viven todos los ayuntamientos, tal y como reconoce el Consejo Social".