CEA pide a Junta dialogar sobre Alestis, "en quiebra para firmas andaluzas" y critica la participación de foráneas

Alestis asegura que el papel de Ficosa en el consorcio, "plenamente operativo" a principios de 2010, se definirá en junio

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, pidió hoy dialogar con la Junta de Andalucía, como máximo accionistas en el consorcio aeronáutico Alestis, para "dar solución a un proyecto en quiebra para las empresas andaluzas", tras criticar que se haya dado mayor protagonismo a empresas foráneas en vez de regionales.

Tras la conferencia 'Generar tejido empresarial en Andalucía', impartida por el presidente del Grupo Alcor y consejero delegado de Alestis, Gaizka Grajales, y organizado por la Fundación Valentín de Madariaga-MP, Herrero insistió en que la Junta de Andalucía, Alestis y la CEA deben intentar que el proyecto "en quiebra existente" para las empresas andaluzas "se comience a resolver a partir de ahora, ante el nuevo organigrama de la Administración regional, con diálogo".

El presidente de la CEA, que recordó sus críticas "abiertas" al consejero de Innovación, Ciencia y Empresa en funciones, Francisco Vallejo, máximo impulsor de la primera proveedora y suministradora andaluza de componentes aeronáuticos de primer nivel, indicó que "las cosas tienen que cambiar" y que es necesario debatir si "una Administración regional, con su presupuesto, debe pensar sólo en unas empresas o apoyar al tejido empresarial andaluz".

"No creo que en el norte del país quepa la posibilidad de que se cree una empresa con la Administración regional donde el dinero lo pongan otras empresas que no son de la Comunidad", aseveró Herrero, quien añadió que el proyecto sigue siendo una "gran oportunidad" para el desarrollo regional.

Así, Herrero, que dirigió sus críticas a la Junta más que a las compañías instaladas en la región, mostró su apoyo a las compañías que operan en Andalucía "pero también a las propias firmas andaluzas". Además, opinó que los empresarios andaluces pueden participar en el capital futuro del consorcio, algo que sería "conveniente" para Alestis.

APORTACIÓN "SIN BARRERAS"

Al hilo de estas declaraciones, el consejero delegado de Alestis, Gaizka Grajales, advirtió de que no se siente extranjero en Andalucía, ni que sus empresas en Cádiz y Sevilla sean foráneas, al contar con personal y directivos de la región.

"Mis empresas pagan impuestos en Andalucía y no somos foráneos, al igual que nuestros trabajadores, una tierra donde seguiremos desarrollando nuestro futuro", añadió el directivo, quien recordó a Herrero que todo aquel interesado en aportar al proyecto puede hacerlo "sin barreras".

"Andalucía es el centro neurálgico de la aeronáutica en España y Alestis supone una importante oportunidad de trabajo", ratificó Grajales, quien marcó como punto diferenciado el "liderazgo industrial. Así, indicó que las instituciones están para ayudar al tejido y a las empresas, pero que no son gestores y no están para liderar las cuentas de resultados.

"EXCESIVO MINIFUNDISMO"

En el mismo sentido, se mostró el presidente del Consejo Económico y Social de Andalucía (CES-A), Joaquín Galán, quien apuntó al "excesivo minifundismo andaluz del individualismo clásico", indicando que algunos empresarios ven estas operaciones como "una invasión de la intimidad, algo que carece de sentido en el ámbito empresarial".

Galán calificó la entrada de la Junta en Alestis como "imprescindible" para la creación del consorcio; una entrada que, de no haberse producido, hubiera provocado un "gran riesgo" para el futuro andaluz como centro aeronáutico de gran nivel.

De este modo, explicó que los empresarios aeronáuticos son una "excepción" respecto a la realización de procesos de fusión e integración, pero agradeció a la Junta eses "paso adelante" para sacar adelante una empresa y que "no es la primera vez que se produce".

OPERATIVIDAD EN 2010

Por otra parte, Grajales se refirió a Alestis como un proyecto que trae "importantes" oportunidades de trabajo directo e indirecto ante la actual coyuntura económica. "Se trata de un proyecto ilusionante, que generará orgullo y satisfacción a la región y al tejido empresarial", añadió.

Alestis se encuentra ya trabajando en la ingeniería de la 'belly fairing' del A350 y en su cono de cola, además de estar desarrollando la fase inicial del lanzamiento de las infraestructuras, que incluirán una planta de hasta 20.000 metros cuadrados en Puerto Real (Cádiz). En este sentido, avanzó que el consorcio esta plenamente operativo a principios de 2010.

Señaló que el A350 cuenta con expectativas de trabajo de hasta 14 aviones al mes, lo que supone una "oportunidad" ante la que esperó que no se produzcan retrasos, "aunque éstos no signifiquen fracasos en aeronáutica".

Recordó la "lenta" constitución de la empresa con la entrada de la Junta, tras la consecución de un proceso "fallido" por parte de Ficosa, y insistió en que la iniciativa "rompe todas las negatividades del mercado y propone una salida laboral en Alestis y su entorno industrial" en distintos ámbitos.

En cuanto al accionariado mayoritario de la Administración regional, Grajales afirmó que la Junta no tiene vocación de permanencia en el proyecto "como parte importante, pero sí permanecer para asegurarlo". Advirtió de que el accionariado final será "privado, abierto a nuevas iniciativas, con apoyo financiero y con la Administración regional como ente "protector, pero con menos presencia que la actual".

De este modo, explicó que no hay una fecha determinada para la salida de los socios, algo que dependerá por el transcurso de la actividad, y avanzó que el papel que juegue Ficosa en el futuro de Alestis irá marcado por su postura a finales de junio, cuando se valoren los activos del accionariado.

El día 28 de enero se puso en marcha oficialmente este consorcio aeronáutico, que nace con el respaldo de dos grandes contratos de Airbus por valor de 1.700 millones, prevé la creación 1.200 puestos de trabajo directo y más de 4.000 inducidos, con una inversión inicial de 200 millones de euros.

El accionariado inicial de Alestis, que absorbe la totalidad de la Sociedad de Componentes Especiales (Sacesa), queda repartido de manera igualitaria entre los socios institucionales, financieros e industriales. En este sentido, IDEA, que liderará el proyecto, aporta 25 millones; Cajasol y Unicaja, 20 millones cada una; Ficosa, 15 millones; el Banco Europeo de Finanzas (BEF), diez millones; EADS, su participación en Sacesa; y el Grupo Alcor, sus nueve filiales aeronáuticas, ocho en España y otra en Brasil. A falta de culminar la valoración de todas las aportaciones se prevé que el consorcio comience a funcionar con un capital inicial de 120 millones de euros aproximadamente.