Consejeros del Gobierno vasco deberán reorientar sus presupuestos a la lucha contra la crisis en los próximos 15 días

La iniciativa trata de compensar la caída de la recaudación de las diputaciones en el primer trimestre, próxima al 11%

VITORIA, 19 (EUROPA PRESS)

Los diversos Departamentos del Gobierno vasco deberán analizar sus respectivos presupuestos en las próximas dos semanas con el fin de reorientar las partidas menos relevantes hacia medidas "prioritarias" para combatir la crisis, como las iniciativas para apoyar a las empresas y a los sectores más afectados por la situación económica.

La medida, anunciada ayer por el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre, fue confirmada hoy por el Consejo de Gobierno y servirá "como base" para la elaboración de los Presupuestos de 2010, según explicó hoy el propio Aguirre. Pese a la necesidad de recurrir a esta vía, el consejero aseguró que las cuentas públicas "están muy saneadas".

El consejero destacó la necesidad de realizar "un esfuerzo de reasignación de recursos" ante el impacto que supondrá para las cuentas públicas la reducción en cerca de un 11 por ciento de la recaudación de las diputaciones durante el primer trimestre del año. Esta redistribución se realizará "desde lo menos prioritario a lo más prioritario", señaló el titular de Economía.

A través de este "peinado" de los Presupuestos, como lo definió el propio Aguirre, se redistribuirán los recursos hacia políticas de promoción de la actividad empresarial, servicios sociales básicos y políticas sociales como las Ayudas de Emergencia Social o planes contra la pobreza.

La portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, añadió que las Cuentas "se reorientarán a la inversión pública, los servicios públicos de calidad, el apoyo a las empresas y las políticas sociales". Según explicó, los consejeros disponen de un plazo de dos semanas para analizar sus respectivos presupuestos con el fin de determinar las partidas que se pueden reconducir hacia estos objetivos.