El alcalde (PP) destaca que Chaves deja Almería "con una de las mayores tasas de paro"

ALMERÍA, 7 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), dijo hoy que Chaves abandona la presidencia de la Junta de Andalucía y deja a Almería "con una de las mayores tasas de paro que hay actualmente en España así como con graves problemas de crisis sin resolver".

En declaraciones a Europa Press, Rodríguez-Comendador señaló que, según su opinión, "después de 19 años de Gobierno en la Junta de Andalucía, Zapatero le otorga la vicepresidencia del Gobierno para darle una salida ante la imposibilidad de reubicarlo en el territorio andaluz", una decisión, que, según confesó, "ha dejado estupefacto al gobierno municipal".

De esta forma, el papel como vicepresidente tercero del Ejecutivo no convenció al alcalde de Almería "después de ver que ha dado de sí su trayectoria como presidente de la Junta". De la misma forma, su cargo como ministro de Cooperación Territorial "no es una buena noticia para los ayuntamientos, ya que durante años, Chaves ha mostrado un carácter antimunicipalista", dijo Rodríguez-Comendador.

En este sentido, el primer edil almeriense recordó que desde los ayuntamientos andaluces se han tenido que asumir competencias en materia de sanidad, educación, seguridad y social para poder "dar servicio a los vecinos cuando éstas deben ser asumidas por la Junta".

La próxima llegada a la presidencia del Gobierno autonómico del actual consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, se augura desde el gobierno municipal con actuaciones "de la misma tónica" que con el antiguo presidente autonómico. "La realidad es que Almería es la provincia más lejana de Gobierno socialista andaluz y no creemos que eso vaya a cambiar", según lamentó Rodríguez-Comendador.

El alcalde capitalino avecinó además que la reorganización del Gobierno autonómico hará que "salgan a relucir los problemas internos del PSOE", por lo que hizo referencia a que, desde la oposición, se estará a la espera de que finalice el proceso de renovación del Gobierno.