El cambio en la estructura orgánica de 14 consejerías supone suprimir 14 direcciones generales y una secretaría

La reducción de cargos en esos niveles ronda el 11 por ciento y el ahorro económico se estima en unos 1,3 millones en este año

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno aprobó hoy los decretos de reestructuración de 14 consejerías (de todas menos de Vivienda y Ordenación del Territorio), así como del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), Servicio Andaluz de Salud (SAS) y Agencia Andaluza del Agua. Entre otros cambios, estas normas recogen la supresión neta de un total de 15 órganos directivos (14 direcciones generales y una secretaría general), lo que supone una reducción de en torno al once por ciento en cargos de esos dos niveles y un ahorro de 1,3 millones, aproximadamente, en este ejercicio.

La reorganización acordada incluye también transferencias de competencias entre varias consejerías, dirigidas especialmente a mejorar la respuesta de la administración autonómica a la actual situación de crisis económica, según explicó el consejero de Presidencia, Antonio Ávila, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, donde expuso que el ahorro económico no ha sido el objetivo que ha orientado estas decisiones, puesto que la austeridad del Gobierno andaluz se sustenta en un plan específico vinculado al presupuesto andaluz y en el que se prevé un ahorro estimado por diversos conceptos de hasta 170 millones.

Las únicas consejerías en las que no se reducen órganos directivos son las de Obras Públicas y Transportes (en la que sí cambian la denominación de direcciones generales) y la de Vivienda y Ordenación del Territorio, de la cual no se ha aprobado decreto de reestructuración. En la Consejería de la Presidencia se suprime la Oficina de Coordinación, cuyas funciones pasan a ser asumidas por la Viceconsejería. La Consejería de Gobernación reduce en tres el número de sus direcciones generales. Desaparece la Dirección General de Andaluces en el Mundo, cuyas competencias asume la Viceconsejería. Por su parte, la Dirección de Políticas Migratorias se traslada a la Consejería de Empleo, y la Dirección General de Consumo pasa a Salud.

La Consejería de Economía y Hacienda añade a sus competencias las relativas a la política informática de la Administración autonómica. Estas funciones, anteriormente en Innovación, Ciencia y Empresa, serán ejercidas por la Secretaría General Técnica. Se suprime la Dirección General de Planificación, cuyas atribuciones pasan a la Dirección General de Fondos Europeos y Planificación.

La Consejería de Educación reduce su estructura con la supresión de las direcciones generales de Innovación Educativa y de Participación y Equidad en Educación, cuyas competencias se distribuyen entre la nueva Dirección General de Participación e Innovación Educativa y la ya existente Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa.

La Consejería de Justicia y Administración Pública mantiene sus competencias y tres de sus direcciones generales (Recursos Humanos y Medicina Legal; Justicia Juvenil, y Entidades y Cooperación con la Justicia) se funden en la nueva Dirección General de Oficina Judicial, Justicia Juvenil y Cooperación.

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa cede a la Consejería de Empleo las competencias relativas al trabajo autónomo y a la Red de Unidades Territoriales de Empleo y Desarrollo Local y Tecnológico.

En cuanto a los centros directivos, se suprimen las direcciones generales de Innovación y Administración Pública y de Infraestructuras y Servicios Tecnológicos, cuyas funciones (salvo las que pasan a Economía) se reparten ahora entre la nueva Dirección General de Servicios Tecnológicos y Sociedad de la Información y la Secretaría General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

La Consejería de Obras Públicas y Transportes mantiene sus competencias y número de direcciones generales, aunque cambian de denominación. La anterior Dirección General de Planificación pasa a llamarse de Planificación y Sostenibilidad; la de Carreteras, Dirección General de Infraestructuras Viarias, y la de Transportes, Dirección General de Transportes y Movilidad.

EMPLEO

La Consejería de Empleo recibe las competencias relativas al trabajo autónomo y a la Red de Unidades Territoriales de Empleo y Desarrollo Local y Tecnológico, que hasta ahora correspondían a Innovación, Ciencia y Empresa. De igual modo, integra en su organigrama la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias, anteriormente en la Consejería de Gobernación.

En el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) se suprimen dos direcciones generales (Formación para el Empleo y Empleabilidad e Intermediación Laboral), que trasladan sus competencias a la nueva Dirección General de Empleabilidad y Formación Profesional. Por su parte, la antigua Dirección General de Fomento e Igualdad en el Empleo cambia su denominación por la de Autónomos, Igualdad y Fomento del Empleo, al hacerse cargo de las nuevas funciones referidas al trabajo autónomo.

La Consejería de Salud incorpora a su organigrama la Dirección General de Consumo, hasta ahora en Gobernación. Asimismo, suprime la Dirección General de Innovación Sanitaria, Sistemas y Tecnologías, cuyas competencias se reparten entre la Secretaría General del Servicio Andaluz de Salud y la Dirección General de Planificación e Innovación Sanitaria (anteriormente llamada de Planificación y Financiación). Este último centro directivo pasa ahora a depender de la Secretaría General de Calidad y Modernización.

En la nueva estructura de la Consejería de Agricultura y Pesca, las competencias que hasta ahora se atribuían a la Dirección General de Producción Ecológica serán asumidas por la nueva Secretaría General del Medio Rural y la Producción Ecológica. Además, se suprime la Dirección General de Planificación y Análisis de Mercados, cuyas atribuciones se repartirán entre el nuevo centro directivo y la Secretaría General Técnica.

Otro cambio introducido es la segregación de las funciones relativas a regadíos y estructuras agrarias, que pasan de la Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural a la de Regadíos y Estructuras Agrarias, de nueva creación y que también dará soporte administrativo al Instituto Andaluz de Reforma Agraria (IARA).

La Consejería de Turismo, Comercio y Deporte mantiene sus competencias, aunque reduce su organigrama de centros directivos con la supresión de las direcciones generales de Actividades y Promoción Deportiva y de Tecnología e Infraestructuras Deportivas. Las funciones de ambas pasan a la Dirección General de Planificación y Promoción del Deporte, de nueva creación.

La Consejería para la Igualdad y Bienestar Social mantiene sus competencias, si bien suprime dos direcciones generales: Servicios Sociales e Inclusión y Drogodependencias y Adicciones. Las funciones de ambas quedan asumidas por la nueva Dirección General de Servicios Sociales y Atención a las Drogodependencias.

En la Consejería de Cultura se suprime la Dirección General de Infraestructuras Culturales, cuyas competencias se atribuyen ahora a la Secretaría General de Políticas Culturales.

La Consejería de Medio Ambiente suprime la Secretaría General de Patrimonio Natural y Desarrollo Sostenible. Dentro de la Agencia Andaluza del Agua, también se suprime la Dirección General de Servicios y Régimen Económico. La antigua Secretaría General de Cambio Climático y Calidad Ambiental pasa a llamarse de Planificación, Cambio Climático y Calidad Ambiental. La Dirección General de Planificación e Información Ambiental se denomina ahora de Desarrollo Sostenible e Información Ambiental y asume, como nuevas competencias, las relativas a dinamización económica de los espacios naturales protegidos y la gestión de las subvenciones y ayudas.