El Principado elaborará unos presupuestos para 2010 para un escenario "más complejo e incierto" que años anteriores

OVIEDO, 24 (EUROPA PRESS)

El contexto económico en el que se enmarcan los presupuestos para 2010 resulta "más complejo e incierto" que el de los ejercicios precedentes, ya que "la economía mundial se enfrenta a una crisis global sin precedentes". Esta es una de las premisas con la que el Principado de Asturias elaborará sus presupuestos regionales para el próximo ejercicio.

El criterio está incluido en la resolución de 15 de mayo de 2009, de la Consejería de Economía y Hacienda, por la que se aprueban las Normas de elaboración de los Presupuestos Generales del Principado de Asturias para 2010, publicada en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) la semana pasada y consultada por Europa Press.

Según Economía, el objetivo para la elaboración de los presupuestos para 2010, aconseja plantear un escenario de "crecimiento contenido", pero dirigido a una estrategia por impulsar un crecimiento basado en la mejora de la productividad y competitividad que, tras la crisis "suponga un reforzamiento de un modelo económico competitivo, generador de riqueza y garante de mayores cotas de bienestar para los asturianos".

Así, considera que las prioridades presupuestarias para el ejercicio 2010 continuarán siendo, aquellas ya iniciadas en 2009 y destinadas tanto a potenciar la dotación de infraestructuras de capital humano, físico y tecnológico, como las orientadas a la prestación de unos servicios públicos de calidad a todos los ciudadanos.

La resolución también menciona el criterio de contención de los gastos de funcionamiento de la Administración que ha de regir en las propuestas de gastos en bienes corrientes y servicios.

Se abren así los trabajos para la elaboración de las cuentas regionales de 2010 y las Secretarías Generales Técnicas de las distintas Consejerías remitirán a la Dirección General competente en materia de Presupuestos, con fecha límite de 30 de junio de 2009 las propuestas que consideren procedentes, referidas tanto al articulado de la Ley de Presupuestos como a la Ley de Acompañamiento. Las propuestas irán acompañadas de una memoria justificativa de su oportunidad, de las disposiciones afectadas y, en su caso, de informe económico sobre la repercusión de los ingresos y gastos que se han de presupuestar.

El mismo plazo es el referido para la presentación de la estimación del estado de ingresos, anteproyecto del presupuesto de gastos, o propuestas de modificación de tasas y otros ingresos.

A fin de discutir lo dispuesto en los apartados anteriores se podrán constituir grupos de trabajo presididos por el Consejerode Economía y Hacienda del Principado, Jaime Rabanal, o persona en quien delegue, cuya función principal será la ordenación y valoración de las distintas opciones de gastos propuestas, así como las de modificación de tasas y otros ingresos de derecho público, previa selección y priorización de los objetivos a conseguir dentro del Programa de Gobierno fijado.

La Dirección General competente en materia de Presupuestos, a partir de las conclusiones obtenidas por los grupos de trabajo referidos en el apartado anterior, elaborará un informe para su elevación al Consejero de Economía y Hacienda. Así, Rabanal elevará el citado informe al Consejo de Gobierno en la segunda quincena de julio, a efectos de que éste determine las cuantías asignadas a cada Sección presupuestaria.