Griñán reclama a Arenas que deje de "utilizar la crisis como munición política" y se sume al pacto sobre medidas

Arenas a Griñán: "no nos puede sacar de la crisis porque nos ha metido en ella"

SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, reclamó hoy al presidente del PP-A, Javier Arenas, que su formación deje de "utilizar la crisis como munición política" y se sume al pacto sobre medidas para mejorar la situación económica y reducir el paro. Arenas manifestó que las medidas que ha puesto en marcha hasta ahora el Ejecutivo andaluz han sido un "fracaso" y dijo que el nuevo presidente "no nos puede sacar de la crisis porque nos ha metido en ella", al tiempo que le demandó que no siga al jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y mantenga las deducciones por vivienda en el tramo autonómico del IRPF.

Griñán, que mantuvo ante el Pleno del Parlamento su primer debate 'cara a cara' con Arenas como nuevo presidente de la Junta durante el cual anunció que próximamente se reunirá con Rodríguez Zapatero, reprochó al líder del PP-A que su formación no se haya sumado al acuerdo sobre las 41 medidas frente a la crisis que la Consejería de Economía y Hacienda trasladó a los partidos, cuando muchas de ellas son defendidas por los propios populares.

"El PSOE pacta cuando está en la oposición y en el gobierno en beneficio de los ciudadanos, pero ustedes no", trasladó el presidente a Arenas, a cuyo partido acusó de dar un "portazo", de "marear la perdiz" y de dedicarse a "arremeter contra el Gobierno", sin mostrar ninguna "voluntad de acuerdo" en torno a las medidas para luchar contra la crisis.

Griñán añadió que el PP-A es el "partido del 'no" y que el plan sobre reformas frente a la crisis que ha presentado no es más que su "programa electoral", que fue presentado cuando "decía en otro documento que la económica crecería un 3 por ciento". Señaló que mientras todos los gobiernos, sean de derecha o de izquierda, son capaces de ponerse de acuerdo a nivel europeo o en el seno del G-20 para luchar contra la crisis, el PP, en Andalucía, "dice 'no' a todo".

El presidente advirtió a Arenas de que las elecciones son "dentro de tres años", por lo que ahora lo que toca es la crisis y dar soluciones a los problemas. "No utilicen la crisis como estrategia electoral", pidió Griñán al líder del PP-A, así como que dejen de "sumar parados para echarlos contra el Gobierno".

Por su parte, Javier Arenas indicó que afrontaba este debate con Griñán "sobrecogido" por el hecho de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) haya puesto de manifiesto que el decrecimiento en Andalucía puede ser del tres por ciento, frente al -1,6 fijado en los Presupuestos de la comunidad para este ejercicio, con lo que estas cuentas son ya "inviables", mientras calificó de una "barbaridad" la posibilidad de que la 'deuda histórica' se pueda cobrar en especie, lo que generaría, en su opinión, un "gran escándalo institucional" si otras comunidades reciben en metálico.

Para el líder del PP-A, las medidas que la Junta ha puesto en marcha frente a la crisis han sido un "fracaso" porque, hasta ahora, los 1.500 millones que se anunciaron en octubre de 2008 para pymes y autónomos no se han hecho realidad, mientras que en el primer trimestre de este ejercicio la licitación en obra pública ha descendido en un 54 por ciento y se ha vivido el "peor" otoño de la história autonómica, así como el "peor" abril en materia de empleo. Arenas dijo a Griñán que las medidas que anunció en el debate de investidura "han sido flor de un día y titulares de un día" porque ya se han "disuelto como un azucarillo en un vaso de agua". Según el líder del PP-A, nada de austeridad, nada de reformas en la administración, aplazamiento de la segunda descentralización y anuncio de una "reforma educativa sin ninguna reforma".

Mientras, según Arenas, las familias sin ingresos han aumentado en un 90 por ciento y ya son cerca de 300.000. Propuso a Griñán la puesta en marcha de un gran plan de políticas activas de empleo combinando ayudas a las familias sin ingresos y formación para el empleo. Para Arenas, parece que lo único relevante que ha hecho Griñán desde que es presidente de la Junta "ha sido fichar a la alcaldesa más significativa de otra formación" (en referencia a Rosa Aguilar) y decir que "es más rojo, como si la salida de la crisis dependiera de la intensidad de los colores". Javier Arenas, que mostró desde su escaño a Griñán el plan de reformas urgentes frente a la crisis que ha elaborado el PP-A, lamentó que Andalucía haya "perdido" un año en la lucha contra la crisis porque Manuel Chaves ya tenía decidido desde hace tiempo que se iba de la Presidencia de la Junta. El Gobierno andaluz, según apuntó, ha estado paralizado un mes y medio por la reestructuración acometida tras la marcha de Chaves y dijo que las 41 medidas que se han planteado desde la Junta a los partidos no contemplan "ni una sola reforma", sino que son un conjunto de compromisos incumplidos desde hace años.

Para el líder del PP-A, o Griñán acomete un "cambio radical en las políticas económicas o sencillamente no habrá cambio" y se quedará en la "retórica y en la política de salón", mientras que las familias seguirán perdiendo la esperanza sobre una salida de la crisis.

En su turno de réplica, José Antonio Griñán puso de manifiesto que, aunque los datos sobre paro en marzo y abril no fueron buenos, por primera vez en muchos meses, se produjo un aumento de los afiliados a la Seguridad Social, con lo que "algo parece estar cambiando". Andalucía, según dijo, es la cuarta comunidad donde menos ha aumentado el paro, con lo que, a su juicio, "algo tendrán que ver las medidas" que se han puesto en marcha.

REUNIÓN CON CHAVES

De otro lado, Javier Arenas aprovechó el debate para calificar de una "indecencia" que el vicepresidente tercero de la Junta y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, se haya reunido con todos los presidentes de la comunidades, menos con Griñán, al que pidió que cuando se encuentre con él le exija que la 'deuda histórica' no se cobre en especie.

De igual manera, criticó que el presidente de la Junta no se haya "quejado" por que Rodríguez Zapatero "tomara ayer multitud de decisiones en nombre de las comunidades autónomas sin que hayan sido consultadas". A este respecto, Griñán le trasladó que dos días antes del debate sobre el Estado de la Nación, recibió las llamadas de dos vicepresidentes del Gobierno y expresó que ya quisiera que desde el anterior Ejecutivo del PP se hubieran producido aunque fuera algunas llamadas a Andalucía en lugar de "quitarnos dinero".