La Junta alcanza un acuerdo parcial con PSOE e IU sobre medidas anticrisis pero el PP se desmarca y pide concreción

Los populares acusa al Gobierno andaluz de querer levantarse de la mesa y "no tener voluntad de acuerdo"

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Economía y Hacienda alcanzó un acuerdo parcial con PSOE e IU en torno a "gran parte" de las 41 medidas propuestas por el Gobierno andaluz, un acuerdo no suscrito por el PP-A, cuyo secretario general, Antonio Sanz, acusó a la Junta de "querer levantarse de la mesa de negociación desde el principio porque no tenía voluntad de acuerdo" y demandó "mayor concreción" en torno a esas medidas. La consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martinez Aguayo, retomó hoy, tras los cambios en el seno del Gobierno andaluz, los contactos con los partidos políticos para alcanzar algún tipo de acuerdo y consenso sobre las medidas en contra de la crisis y convocó hoy por la tarde la séptima reunión de los grupos políticos con representación en el Parlamento andaluz.

De esta forma, en esta reunión participaron Petronila Guerrero, Manuel Gracia y Ángel Gallego, por el Grupo Parlamentario Socialista; el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, y Esperanza Oña, del Grupo Popular; y el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, y Pedro Vaquero, por parte de la coalición de izquierdas.

En ese sentido, IU apuntó que de las 41 medidas propuestas por el Gobierno andaluz, actualmente estaría dispuesto a firmar 26 puntos, ante lo que exigió un "mayor esfuerzo de financiación", algo que fue posteriormente garantizado por la consejera, quien se mostró dispuesta incluso a "repriorizar" partidas del actual presupuesto "para dar solución al problema del desempleo.

Por su parte, el PP-A se lamentó de que la Junta "se sentó a esta reunión con la voluntad de querer levantarse de la mesa de negociación y de no alcanzar ningún acuerdo, ni siquiera parcial, de todas las fuerzas políticas" y también criticó el hecho de que "no se haya querido concretar esas propuestas ni con plazos ni cuantificándolas, y no quedarse en una declaración de intenciones". Tras la reunión, desarrollada durante más de tres horas, todos los partidos políticos reconocieron que "no era posible el acuerdo global " en torno a los 41 puntos, puesto que "había políticas que nos distancian, con socavones entre los partidos en materia como la política fiscal o el papel de las cajas de ahorros", como apuntó el coordinador de IULV-CA, Diego Valderas.

En ese sentido, la consejera valoró la reunión donde destacó las "amplias coincidencias" con IU, aunque mostró su "sorpresa y desconcierto" por la actitud de los populares "con los que no ha sido posible el acuerdo", algo, a su juicio, "inexplicable, pues el documento presentado plasma los puntos de consenso entre los partidos y casi la mitad del documento son propuestas del PP, algunas literales".

Martínez Aguayo aseguró que para afrontar esas medidas la Junta "se podrá seguir apretando el cinturón para captar más recursos con vistas a mejorar el empleo" mediante la "repriorización" de los objetivos y las partidas presupuestarias, tras lo que explicó que las medidas que se acuerden se llevarán a la Concertación Social.

Las medidas sobre las que hay acuerdo se trasladarán al ámbito parlamentario, así como las que aún están pendientes de acuerdo y aclaración, de forma que todas estas medidas "tendrán tratamiento parlamentario", bien a través de proyectos de ley, o bien mediante un paquete de resoluciones parlamentarias, de acuerdo con IU y que se presentarán antes de que acabe el vigente período de sesiones.

Por su parte, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, lamentó que la voluntad principal de la Junta haya sido levantarse de la mesa de diálogo y cerrar hoy la negociación con los partidos políticos, frente a lo que contrapuso la actitud del PP en "insistir en que hay margen suficiente para el diálogo y para el consenso".

En ese sentido, aseguró que "el no acuerdo con las fuerzas políticas es responsabilidad de la Junta, que ha ofrecido un documento cerrado, sin margen de modificación ni de diálogo ni de negociación; era una pena pensar que existiendo un margen para el acuerdo, la voluntad de la Junta ha sido levantarse del acuerdo político de forma unilateral".

"Los ciudadanos no están para declaraciones de intenciones, sino para medidas concretas y cuantificadas y el Gobierno andaluz ha venido obsesionado con levantarse de la negociación y dar cerrojazo al proceso de diálogo entre los partidos", agregó Sanz, quien consideró que "no se podía alcanzar acuerdo con un documento que no contempla ni una sola reforma, ni medida fiscal, ni de austeridad".

Por ello, reiteró su desacuerdo con el documento, que "no afronta con realidad, sinceridad y realismo ni con medidas claras la crisis, insiste en los errores, no asume ni compromiso de flexibilidad del presupuesto ni en torno a fechas e insiste en promesas incumplidas y no contempla ni una sola reforma".

HACER EL "POSTURITA"

Ante esto, la dirigente socialista Petronila Guerrero, que reconoció sentir "tristeza" por la actitud del PP, precisó que el documento "está avalado por PSOE e IU" y resaltó el "gran esfuerzo" en todo el proceso de negociación.

De esta forma, contrapuso la "responsabilidad" de PSOE e IU a la "falta de altura de miras" del PP, que "no ha venido con voluntad de acordar nada y no ha sido capaz de dejar la confrontación". Por ello, Guerrero consideró "incomprensible" la actitud del PP, que "de nuevo da la espalda los ciudadanos y ha tenido que hacer un gran esfuerzo en rechazar el documento".

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario socialista, Manuel Gracia, que censuró la postura del PP al actuar como "perro del hortelano, que ni come ni deja comer", puso en valor el proceso desarrollado durante tres meses por los partidos políticos y aseguró que el documento sí incluye reformas estructurales y aseguró que "existe un adecuado nivel de concreción en ese documento".

Gracia consideró "peregrino" decir que el PSOE y la Junta no tenían volutnad de acuerdo "cuando nosotros abrimos ese proceso de negociación" y lamentó que el PP "haya querido imponer su modelo de respuesta a la crisis desde el principio y ha negado la viabilidad de los acuerdos y ha estado haciendo el 'posturita' durante este tiempo, acudiendo a las reuniones sabiendo que eran un pretexto para declaraciones criticas contra la Junta y acabar todo en el rosario de la aurora".

"RESPONSABILIDAD DE IU

Por su parte, el coordinador de IULV-CA consideró positiva la reunión mantenida hoy y apuntó que será en ámbito parlamentario donde se concreten los acuerdos sobre la base de esos 41 puntos, en los que "hay elementos de convergencia y divergencia", de forma que de esas 41 medidas "hay un nivel importante de coincidencia, y 26 de esas 41 medidas se podrían suscribir ya", mientras que el resto se deberían "concretar, cuantificar y situar el período temporal de esas medidas".

No obstante, precisó que la coalición propuso nueve puntos concretos "para cerrar el acuerdo en sede parlamentaria", que incluyen un mayor esfuerzo inversor y de financiación, porque "los 5.000 millones que hoy plantea el Gobierno son insuficientes", temporalizar los procedimientos legislativos para ultimar en 2009 diversas leyes.

IU, que resaltó su "rigor" en su método de trabajo en estas reuniones, también planteó flexibilidad en los presupuestos de 2009 en referencia a la nueva financiación , así como nuevos planes Memta y Proteja. Asimismo, demandó unas comisión de seguimiento "·que dé garantía al cumplimiento de los acuerdos".

Valderas apuntó que "es momento de responsabilidad de las fuerzas políticas y socioales ante la crisis", por lo que aseguró que IU "pondrá lo mejor frente a la sangría del desempleo, introducir elementos de prestación social y elementos de modificación del modelo económico".