La Junta cree posible el pacto contra la crisis propuesto por la CEA "si hay acuerdo entre las partes"

Cifra en un 97,5 por ciento la ejecución del VI Acuerdo de Concertación SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, consideró posible y viable el pacto contra la crisis económica propuesto por el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, "siempre que nos pongamos de acuerdo todas las partes", y cifró en un 100 por ciento el grado de inicio de las medidas y en un 97,5 por ciento el grado de ejecución del VI Acuerdo de Concertación Social. Griñán asistió a la reunión de la comisión general de seguimiento del VI Acuerdo de Concertación Social, que estuvo presidida por el presidente de la Junta, Manuel Chaves, y a la que acudieron los máximos representantes de la CEA y los sindicatos UGT-A y CCOO-A, donde se firmó el informe final de ejecución y se aportó un documento elaborado por todas las consejerías de la Junta que supone "un punto de partida" para el VII Acuerdo de Concertación. Consideró que el VII Acuerdo "debe tener medidas urgentes y otras a largo plazo y necesarias, por lo que lo urgente no debe derogar lo necesario y lo necesario no debe impedir que se haga ya", por lo que aseguró que no tendría inconveniente en suscribir el pacto específico propuesto por la CEA mientras se negocia el VII Acuerdo, tras lo que consideró que "se puedan hacer y negociar de forma perfectamente simultánea". El vicepresidente segundo, que aseguró que la Concertación "se ha convertido en una seña de identidad del Gobierno andaluz y del modelo económico andaluz, es imposible encontrar algo similar en cualquier otra comunidad autónoma", destacó la necesidad de la Concertación "para salir antes de la crisis económica y en las mejores condiciones posibles, a modo de gran pacto para la recuperación económica y el empleo". Defendió el actual modelo de Concertación "que no debe cambiarse y tiene sus protagonistas, que lo seguirán siendo: los agentes económicos y la Junta". Recordó que esta composición "no es un capricho, sino que lo contempla el Estatuto de Autonomía de Andalucía", En ese sentido, precisó que las medidas concretas de la Concertación "se deben pactar con empresarios y sindicatos y en ningún caso ese trámite puede omitirse", aunque puso como ejemplo el Pacto de Toledo a nivel nacional, donde "el primer pacto fue el político entre los partidos y después se habló con los sindicatos". De esta forma apuntó que "si creemos que en un contexto determinado hay que buscar políticas económicas, esas soluciones habrá que verlas en el contexto parlamentario pero siempre llevarlas hasta la mesa de la Concertación, porque el pacto contra la crisis es social y la recuperación económica forma parte de la Concertación". Precisó que "cualquier acuerdo de Concertación supone la conciliación de intereses, y ese es el mérito de este acuerdo, donde se parte de que los sentados a la mesa tienen sus propios intereses, a veces compartidos, otras distintos y en ocasiones contradictorios", de forma que "nadie puede pretender imponer sus propios intereses sino establecer un punto de convergencia y punto de encuentro, primando lo que nos pueda unir frente a lo que nos pueda dividir que permita la paz social y el crecimiento económico y del empleo", tras lo que Griñán se mostró convencido de que dichos criterios "servirán para los actuales momentos de esta tremenda crisis". Tras reconocer que ante el actual contexto de crisis, con la negociación de un nuevo acuerdo "se afronta un desafío de salir de la crisis en las mejores condiciones y crear empleo y crecer económicamente", Griñán valoró el VI Acuerdo, donde "se han conseguido los grandes objetivos", centrados en conseguir que Andalucía alcance un 75 por ciento de la renta media por habitante de la UE y alcanzar los tres millones de ocupados, así como todos los objetivos intermedios. Recordó que en este VI Acuerdo se invirtieron 11.500 millones de euros que generó una inversión privada de algo más de 14.000 millones de euros. Además, en cuanto al nivel de ejecución de los ejes del VI Acuerdo, el de productividad e innovación en la economía, capacidad emprendedora y políticas de cohesión tiene el 100 por cien de sus medidas ejecutadas; las medidas de la Sociedad de la Información y el Conocimiento están ejecutadas en un 98,2 por ciento, el de cultura de la calidad en el empleo están ejecutadas en un 95,7 por ciento; el de sectores productivos en un 95,8 por ciento; y el de diálogo social permanente en un 92,3 por ciento. EJES DEL VII ACUERDO En ese sentido, consideró que el nuevo acuerdo de concertación "debe ser el gran pacto por la reactivación económica y la creación de empleo", y tras recordar medidas que se hallan en el contexto de la Concertación como los planes Memta o Proteja, entre otros, precisó que la Junta entregó el documento de bases "que deberá ser enriquecido por la aportación de los empresarios y sindicatos". Dicho documento se divide en cuatro ejes, como el eje de empleo y capital humano - donde están las políticas activas de empleo, la igualdad de oportunidades, la negociación colectiva y las relaciones laborales y la seguridad y salud en el trabajo--, la política de emprendedores y desarrollo empresarial, que incluye apoyo a la innovación y el apoyo al I+D; el eje de oferta productiva y medidas horizontales -que incluye internacionalización de la economía y sectores alimentarios y pesquero, servicios avanzados a empresas, comercio, turismo y cultura, política industrial, cohesión territorial, la ordenación del territorio, vivienda, responsabilidad social, medio ambiente, infraestructuras, agua, energía, cohesión social y dependencia o ayudas para la exclusión social--; y el cuarto eje es el diálogo social y participación institucional. En ese sentido, Griñán precisó que el eje del dialogo social aunque haya expirado el VI acuerdo sus cláusulas normativas seguirán vigentes hasta que se apruebe el VII Acuerdo "para que adquiera un carácter dinámico y permanente".. El vicepresidente segundo se mostró convencido de la buena voluntad de las partes en llegar al acuerdo y tras reconocer que "siempre puede existir un escenario de no acuerdo", consideró que "todas las posturas y todos los sectores son importantes y hay que conciliar intereses de empresarios y trabajadores y hemos demostrado durante 15 años que se puede conciliar, no hablamos de una utopía; la práctica nos demuestra que es posible el entendimiento". Recordó que en estos años se ha aplicado el método de evaluación permanente "donde ha habido programas que se han cambiado porque no funcionaban" y destacó el principio de que la Junta "siempre va a ayudar a los que se ayudan y a los que no se ayuda no le va a ofrecer nada, queremos ofrecer dinamismo".