La Mancha de 2005

Araújo destaca que las cuentas reflejan un presupuesto ejecutado con "notable grado" mientras que PP habla de gestión ineficiente y paro

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS)

Las Cortes aprobaron hoy, con los votos a favor del PSOE y en contra del PP, la Cuenta General de la Junta de Castilla-La Mancha correspondiente al ejercicio 2005 e instaron al Gobierno regional a seguir mejorando los procedimientos de gestión económico-financiera como un medio más para que la ejecución presupuestaria se mantenga en los máximos niveles de transparencia y eficacia en el cumplimiento de los objetivos establecidos por el Parlamento regional.

La vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, destacó en el Pleno de las Cortes, que aprobó el dictamen emitido por la Comisión de Economía y Presupuestos sobre la Cuenta General de 2005, que la cuenta se ha realizado desde el "máximo rigor y transparencia" y recalcó que en el informe definitivo de fiscalización elaborado al efecto por la Sindicatura de Cuentas "no se han advertido infracciones, abusos o presuntas irregularidades".

La consejera, que hizo un análisis exhaustivo de las cuentas del ejercicio 2005, manifestó que la Cuenta General correspondiente al ejercicio de 2005 es "reflejo fiel de la ejecución de un presupuesto elaborado con notable grado".

Asimismo, destacó que en el periodo 2000-2005 se multiplicaron por dos las cifras presupuestarias liquidadas y explicó que el año 2005 se consiguió materializar el Pacto por el Desarrollo y la Competitividad.

Por su parte, el diputado socialista Antonio Guijarro lamentó que el Partido Popular vaticinara "con poco acierto" que estas cuentas eran "papel mojado" y se congratuló de que la Cuenta General haya sido formulada y presentada correctamente. No obstante, el parlamentario del PP José Manuel Tortosa señaló que el informe de fiscalización pone de manifiesto una "ineficiente" gestión de los recursos públicos.

MÁS AUTOCRÍTICA

Asimismo, el portavoz 'popular' lamentó que el Gobierno regional se dedique a "cantar a los cuatro vientos" que la gestión de la Junta es buena y echó de menos más autocrítica por parte de la consejera de Economía. En economía, apuntó, los problemas no surgen por generación espontánea y todo tiene su origen y su porqué. Por ello, criticó que la Junta se haya dedicado a gastar el dinero en propaganda y autobombo.

Tortosa reprochó a la vicepresidenta económica que como consecuencia de su política económica, Castilla-La Mancha se encuentre en una situación de "caída libre" y las consecuencias la estén pagando los ciudadanos. Así, recordó que la región ha sido la primera en entrar en la senda de la deflación y la primera en tener una caja de ahorros intervenida por el Banco de España. Además, dijo, "estamos a la cola en sueldos, crecimientos y servicios".

En el turno de réplica, Guijarro replicó al diputado del PP que los sustancial de la Cuenta General es lo que dice el Sindico de Cuentas que concluye que no se han advertido infracciones. En este sentido, dejó claro que en Castilla-La Mancha "las cosas se hacen bien" y explicó que la Cuenta General se ajusta a la legalidad desde el punto de vista formal y los datos de ejecución de 2005 ponen de manifiesto que la Junta se ajustó al mandato de las Cortes.

El diputado del PP, que aprovechó su turno para fijar posiciones, manifestó que la situación económica de Castilla-La Mancha en la actualidad es heredera de la política económica llevada a cabo por el Gobierno autonómico y puntualizó que la situación de la región para salir de la crisis económica es mucho peor que otras comunidades autónomas. Además, recriminó la improvisación del Gobierno a la hora de tomar decisiones.

DICTAMEN

El dictamen emitido por la Comisión de Economía y Presupuestos constata que la Cuenta General de 2005 presenta la estructura y contenidos establecidos en las disposiciones legales que le son de aplicación y es coherente internamente con la documentación complementaria que le sirve de fundamento y que el presupuesto de 2005 se ha liquidado cumpliendo los compromisos de estabilidad presupuestaria adquiridos en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, tanto en términos de déficit como de endeudamiento.

El dictamen confirma que el Gobierno regional progresivamente, año tras año, viene incorporando nuevos procedimientos para mejorar la gestión económico-financiera e ir dando cumplimiento a las observaciones y recomendaciones que formula la Sindicatura de Cuentas.

Además, verifica que los fondos públicos regionales han sido gestionados con rigor, transparencia y eficacia, ajustándose a los objetivos fijados por las Cortes en la aprobación de los presupuestos generales para el ejercicio 2005, habiéndose obtenido unos resultados satisfactorios en los niveles de ejecución del presupuesto de gastos e ingresos, así como de realización de cobros y pagos.