Los Grupos Parlamentarios de la oposición presentan 14 propuestas contra los efectos de la crisis económica

Reclamar un 'sueldo' para parados sin ninguna prestación, e impulsar educación e i+d+I y en extender el abono transporte hasta los 26 años

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Los Grupos parlamentarios de PSOE e IU en la Asamblea de Madrid presentaron hoy 14 propuestas de resolución con las que quieren conseguir combatir el paro, que ya supera los 400.000 desempleados en la región, y los efectos de la crisis económica.

En la primera sesión monográfica de la VIII legislatura de la región, PSOE e IU defendieron la creación de una renta para los parados que ya no reciban ningún tipo de prestación, con la única diferencia de que el PSOE cifra la ayuda en 421,79 euros e IU, en 624 euros al mes. No obstante, los dos grupos coinciden en la importancia de dar un impulso a la educación.

En este sentido, PSOE propone la subvención del coste de escuelas infantiles y aumento de becas para padres en paro que tengan que llevar a sus hijos a escuelas privadas e IU también pide la gratuidad de enseñanza básica con el coste cero de los materiales didácticos.

Asimismo, hacen referencia a la situación de la industria en la región, apuestan por impulsar las energías renovables y el i+d+, y se centran en las empresas cuyos trabajadores están afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) como IVECO-PEGASO, o ARCELORMITTAL, algunos de los cuales asistieron a la sesión plenaria.

PSOE: ATENCIÓN A LAS FAMILIAS

Las propuestas socialistas se vertebran en siete ejes. El primero está relacionado con la atención a las familias y el fomento del empleo. Así, los socialistas proponen la contratación pública de trabajadores para la realización de obras y servicios de interés general y social, para lo que proponen destinar 100 millones de euros. Además, piden crear un Fondo Autonómico de Inversión Local dotado con 350 millones de euros que complemente el fondo estatal.

Para apoyar a las familias proponen la creación de una Renta Activa Madrileña de 421,79 euros para subvencionar a los desempleados sin prestaciones, para lo que proponen destinar 200 millones de euros. Asimismo, abogan por la gratuidad de los libros de texto, subvencionar los gastos de comedor escolar a las familias con dificultades y el precio de las escuelas infantiles públicas e incrementar las becas de escuelas de este tipo pero privadas para las familias que lo necesiten, y pagar el cien por cien de la matrícula de las universidades públicas y extender el abono a los 26 años.

La segunda de las resoluciones se refiere al impulso de la economía madrileña con la puesta en marcha de un Plan de mejora de la productividad y la competitividad en comercio y hostelería con 40 millones de euros para 2009. También piden actuar en defensa de la industria madrileña y los puestos de trabajo sometidos a Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que ya son varios en la región, entre los que destaca el de la empresa IVECO, en el que se prevé que 1.000 trabajadores afectados; rehabilitar los polígonos industriales y parques tecnológicos y la elaboración de una Ley de Industria.

Quieren crear un Plan Energético regional 2009-2012 y mejorar la calidad del suministro eléctrico en polígonos industriales con un aumento de 18 millones de euros en la inversión prevista, destinar 25 millones de euros para aumentar la promoción turística y mejorar, con 10 millones de euros, la situación del sector de la agricultura y ganadería y ayudar a los autónomos.

Los socialistas apuestan por firmar un convenio con Caja Madrid que destine 2.000 millones de euros para financiar gastos de capital y circulante a pymes y autónomos, y 1.000 millones a las familias para la compra de una vivienda. También quieren que la Comunidad dé avales por un importe de 600 millones de euros para la compra de viviendas protegidas, que se incremente en 800 millones el importe de los avales concedidos por Avalmadrid SGR, que la Comunidad destine 100 millones de euros a la Sociedad de Capital Riesgo Madrid y que se creen Fondos de Capital Semilla.

Además, proponen apoyar a los emprendedores con 30 millones, abonar las deudas a proveedores que hayan superado el periodo de paro establecido en la normativa vigente o crear una oficina de atención al Sobreendeudamiento. También apuestan por promover la investigación científica, las tecnologías de la información y mejorar la financiación de las universidades públicas madrileñas con 15 millones más para subvenciones nominativas y 56 millones lo presupuestado para este año en las cuentas públicas.

En materia educativa quieren aumentar la oferta en Formación Profesional (FP), aprobar un plan de inversiones educativas para incrementar en dos años 10.000 nuevas plazas en escuelas infantiles públicas, y mejorar las instalaciones de cien colegios e institutos públicos. Dar un impulso a la Ley de la Dependencia es otro eje básico, para lo que piden dar 60 millones a los ayuntamientos de la región y crear 10.000 nuevas plazas para personas dependientes. Por último, quieren llegar a que el parque de vivienda pública en la región alcance un 10 por ciento frente al uno por ciento actual.

IU: CAMBIO FISCAL Y PRODUCTIVO

La primera de las propuestas de la formación de izquierdas, que defendió la portavoz del Grupo Parlamentario, Inés Sabanés, es la clave para sostener el resto de sus propuestas 'anticrisis' que plantea la coalición, ya que se refiere al origen de los fondos para llevar a cabo las iniciativas y los cambios que la izquierda quiere para la región y que pasa por un cambio del modelo fiscal.

IU quiere modificar la política fiscal de la región y adoptar un nuevo modelo en el que predominen los impuestos directos frente a la imposición indirecta. Así, apuestan por la creación de una Agencia Pública de financiación autonómica para ayudar a autónomos y a pymes y que la Comunidad apure las posibilidades de endeudamiento que el Consejo Fiscal permite a la región (600 millones de euros).

La coalición aboga por establecer una 'Renta Social Madrileña' para los parados que no reciban prestaciones y que se eleve a 624 euros al mes, aplicar la ley de Dependencia, crear un abono transporte especial de coste cero para los parados que no obtengan prestaciones y asegurar la gratuidad de la enseñanza básica. La tercera resolución apuesta por crear un contrato social madrileño, acordar un Plan Regional por la Industria, llevar a cabo una estrategia activa contra la deslocalización de empresas, incrementar la inversión en el Servicio Regional de Empleo, complementar el Plan-E del Ejecutivo central con financiación autonómica o modificar la ley de cooperativas regional para promover este tipo de empresas.

Asimismo, se centran en el "crack inmobiliario" y apuestan por ampliar las políticas para crear un parque de vivienda pública, rehabilitar las viviendas o pedir al Gobierno central la modificación de las normas precisas para que el impago de las hipotecas derivados de a la adquisición de la vivienda habitual no suponga que los ciudadanos tengan que responder con sus bienes presentes y futuros. La educación es otro de los puntos fuertes de IU, que quiere inversiones públicas, con la concurrencia de los ayuntamientos, para crear escuelas infantiles. También proponen la creación de una red pública de centros educativos, crear residencias y Centros de Día públicos, de Atención Primaria y Especialidades, remodelar polígonos industriales y ampliar contenidos, fines y dotación del Plan Prisma.

IU se centra también en la energía y aboga por las renovables con el objetivo de lograr el autoabastecimiento. Además, quieren llevar a cabo un plan de rehabilitación de viviendas que afecte a 450.000 inmuebles y 30.000 edificios para hacerlos más habitables. Por último, piden el cambio del modelo productivo vigente, hacer una apuesta por la universidad, el i+d+I, o aumentar la oferta de plazas de Formación Profesional (FP).