PP presentará un documento alternativo al entregado por la Junta a los partidos porque no lo considera "de consenso"

PSOE cree que el texto "está cargado de razones para merecer la confianza" de los partidos e IU apunta que presenta "claroscuros"

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

El PP-A anunció hoy, al termino de la reunión mantenida entre la Consejería de Economía y Hacienda y los partidos políticos para buscar un acuerdo sobre medidas frente a la crisis económica, que presentará un documento alternativo al que les ha entregado el Gobierno autonómico y que no consideran "de consenso".

El portavoz de Economía del PP-A, Salvador Fuentes, que estuvo en la reunión junto al secretario general del grupo popular en el Parlamento, Jorge Ramos Aznar, quiso dejar claro en rueda de prensa que la Junta ha entregado "su propuesta", de manera que no se puede hablar de ningún documento "de consenso", sino que ahora el Partido Popular lo analizará detalladamente para ver qué hay en él de sus aportaciones.

De momento, Salvador Fuentes estimó que a dicho documento de la Consejería de Economía y Hacienda "le falta concreción" y se cierra demasiado "pronto". Estimó que debería haberse perfilado más y, sobre todo, concretar más plazos y cuantías económicas de determinadas medidas. El documento, según señaló, en modo alguno puede ser el desarrollo de lo debatido con motivo de los Presupuestos de 2009", sino que tiene "que ser valiente e incluir propuestas de la oposición".

Insistió en que los populares verán el alcance y calado de las más de 30 propuestas que han hecho a lo largo de las reuniones en el documento de la Junta y acabarán presentando un texto alternativo.

Salvador Fuentes se refirió a la necesidad de que se contemple un fondo de hipotecas o un fondo municipal de emergencias sociales, así como una profunda reforma de la administración pública, que contribuya a aliviar la actual carga burocrática de las familias, pymes y autónomos.

Dijo que también verán hasta dónde llega el plan de austeridad y si en materia de reforma fiscal, se recogen las propuestas del PP. Tras referirse a la necesidad de una reforma educativa, el portavoz popular insistió en que tiene que haber mayor margen de maniobra para inyectar liquidez a familias, pymes y autónomos.

Aludió además a la necesidad de que se contemplen planes extraordinarios de políticas activas de empleo; la reordenación del sector público, o dar prioridad a la política industrial. Por su parte, Jorge Ramos Aznar dijo que la Junta no puede pretender plantear una propuesta "unilateral" porque se haría un "flaco favor a la sociedad", toda vez que provendría de quien hasta ahora "no ha sido capaz" de dar soluciones eficaces para afrontar la crisis económica.

"ESPÍRITU DE LA TRANSICIÓN"

Por su parte, el diputado del PSOE-A Ángel Gallego, quien destacó el "esfuerzo" de los partidos "en sumar para buscar salidas a la crisis", valoró el proceso de negociación y diálogo entre las partes, de forma que, a su juicio, el documento presentado por la Junta "recoge de forma sólida la zona de confluencia de los tres grupos", tras lo que reconoció que algunos aspectos propuestos por algún partido que no se recojan entre las medidas de este "documento síntesis".

"Los partidos hemos sido capaces de encontrar puntos de acuerdo en 41 aspectos", destacó Gallego, que insistió en su valoración positiva sobre la propuesta de acuerdo político para contribuir a afrontar la crisis económica y contribuir a la creación de empleo en Andalucía "tanto en la génesis, el desarrollo y el resultante" de esta negociación.

Por ello, consideró que el documento "está cargado de razones para merecer la confianza, porque en este momento los ciudadanos quieren que sus representantes sean capaces no de enseñar sus aristas, sino de encontrar elementos de convergencia para posibilitar una salida concertada de la crisis". "Sería interpretado como mezquino y carente de referentes de responsabilidad hacia los ciudadanos que las fuerzas políticas no supiéramos acoger todo este trabajo conjunto de Junta y partidos", añadió.

Para Gallego, en estas reuniones "hay mucho del llamado espíritu de la Transición para buscar el consenso", tras lo que aseguró que "más de la mitad de las propuestas de los partidos están recogidas en el documento".

Por ello, a su juicio, donde ponga el límite cada partido para llegar a un acuerdo "dependerán de cada formación", pero aseguró que los ciudadanos "no entenderían que alguien sometiera el acuerdo a condiciones imposibles", tras lo que apeló a la "buena fe negociadora" de las partes, por lo espera que se evalúe "con toda la responsabilidad" el contenido del documento remitido por la Junta.

"CLAROSCUROS" PARA IU

Por su parte, el diputado de IU y representante de la coalición de izquierdas en la mesa de trabajo, Pedro Vaquero, consideró que el documento con la propuesta de acuerdo presenta "claroscuros", aunque reconoció que "sabíamos que no había posibilidades de acuerdo global, por parte de los tres partidos con la Junta, porque partíamos de filosofías y puntos de vista distintos".

No obstante Vaquero, que destacó el "esfuerzo por cuantificar y concretar muchas de las propuestas", consideró que sí existe acuerdo sobre ciertos aspectos.

De esta forma, Vaquero, quien recordó que será la organización de IU la que valore más en profundidad este documento, explicó que hay propuestas "importantes" de la coalición que no están en el texto, por lo que éste resulta "insuficiente", como ocurre con la no inclusión de medidas sobre política fiscal o no pronunciarse desde la Junta sobre la nacionalización de la banca la banca y sectores estratégicos.

De todas formas, el portavoz de IU apuntó que también hay elementos "convergentes" con otras fuerzas políticas y que la coalición consideraba "prioritarios", como la extensión del Plan Memta, del Proteja y de los Atipes, así como la atención a las empresas de inserción o agilizar la Ley de Inclusión Social con el instrumento de la Renta Básica.

"Se trata de que la crisis no la paguen los trabajadores", agregó Vaquero, quien destacó el clima "relajado" en la puesta en común y el "debate sincero y el esfuerzo por parte de todos en hacer y recoger propuestas" frente a esta crisis.