Blanco mantendrá el proyecto de privatización parcial de Aena

Priorizará proyectos de infraestructuras avanzados o listos para construir con el fin de contribuir a luchar contra la crisis

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El ministro de Fomento, José Blanco, aseguró hoy que prevé mantener el proyecto de reestructuración de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) que elaboró su antecesora en el cargo, que contempla dar entrada al capital privado en el ente público.

"Sigo manteniendo el criterio de que la participación privada entre en Aena", anunció Blanco en la rueda de prensa posterior a su reunión con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguire. En cuanto al calendario de implementación del cambio de estructura, indicó que se fijará una vez que estudie el proyecto.

El proyecto de privatización parcial de Aena, presentado en agosto de 2008, contempla que Aena se mantendrá como entidad empresarial de titularidad 100% estatal y de ella penderán otras dos empresas.

Una de ellas, totalmente pública, se encargará de la navegación aérea, y la otra, de la gestión aeroportuaria. Será esta última sociedad la que se abrirá a la iniciativa privada.

Tras su reunión con la presidenta de Madrid, Blanco anunció su apoyo a la región para que promueva el aeropuerto de El Álamo-Navalcarnero. En la misma línea, y según detalló Aguirre, se comprometió a que la Comunidad de Madrid entre en la gestión de Barajas en el momento en que la Generalitat de Cataluña participe en la de El Prat.

En cuanto al resto de infraestructuras, destaca el anuncio de la próxima nueva licitación de la autopista radial de R-1 de Madrid, paralela a la A-1, y la futura prolongación de la R-3 hasta Talavera de la Reina (Toledo).

TODOS LOS COLORES POLÍTICOS.

Después de su encuentro con Esperanza Aguirre, el primero con un presidente regional, el nuevo ministro de Fomento mostró su disposición a mantener reuniones similares con todos los jefes de ejecutivos autonómicos que así lo soliciten, "muchos de los cuales ya lo han hecho", según apuntó.

"Vamos a trabajar con lealtad con todas las comunidades y ayuntamientos, independientemente de su color político", garantizó, con el fin último de "vertebrar el territorio".

De igual forma, insistió en que la política del departamento que ahora dirige estará "orientada a luchar contra la crisis y preparar a España para la recuperación" económica.

Para ello, explicó que establecerá "prioridades, porque el gasto público es limitado y porque para cumplir mejor con el objetivo de optimizar los servicios de transporte y luchar contra la crisis es preciso agilizar infraestructuras que estén en condiciones de ser contratadas y proyectos ya hechos y avanzados".

Blanco tuvo una mención especial a Galicia, Comunidad con la que se siente "doblemente sensibilizado" por su condición de gallego y porque constituye un ejemplo de necesidad de vertebración con infraestructuras. "Algunos territorios han sido periferia en cuanto a inversión en infraestructuras que garantizan la vertebración", indicó.

Para abordar todos ellos, Blanco quiere contar con un equipo de "buenos profesionales". Según reveló, prevé presentar al Consejo de Ministros el nuevo organigrama del Ministerio para que se "ratifiquen o nombren" los dos secretarios de Estado y los secretarios generales. "El resto de cambios, si es que los hay, se registrarán paulatinamente y, en su caso, en próximos Consejos de Ministros", concluyó en referencia a las presidencias de Renfe, Adif y Aena.