Economía/Empresas.- (Ampl) BAA deberá vender los aeropuertos británicos de Gatwick y Stansted, y Glasgow o Edimburgo

BAA considera erróneo el análisis de Competencia británica LONDRES, 19 (EUROPA PRESS) La Comisión de Competencia de Reino Unido anunció hoy que el grupo británico de gestión aeroportuaria BAA, propiedad de Ferrovial, deberá vender los aeropuertos londinenses de Gatwick y Stansted, así como un tercer aeródromo a elegir entre el de Edimburgo o Glasgow. El informe final del regulador británico respecto a los siete aeropuertos propiedad de BAA señala que el gestor aeroportuario "debe vender los tres aeropuertos en dos años y de manera secuecial, comenzando por Gatwick, después Stansted, y posteriormente Edimburgo o Glasgow". En concreto, el supervisor de competencia señala en su informe que BAA deberá realizar la venta de estos aeropuertos a "compradores diferentes" y en un plazo máximo de dos años, puesto que si no se hubieran completado las transacciones en el plazo impuesto, la Comisión de Competencia se reserva el derecho de nombrar un consejo independiente que lleve a cabo el proceso de desinversión. De hecho, BAA puso ya a la venta en septiembre de 2008 el aeropuerto de Gatwick en una operación que podría suponer unos 2.000 millones de euros y en la que los interesados en adquirir el aeródromo tienen de plazo hasta el próximo 30 de abril para remitir sus propuestas. Los tres consorcios que mantienen el interés en este activo son Global Infraestructure Partners, sociedad de Credit Suisse y General Electric, propietaria del aeropuerto de London City; el consorcio formado por el fondo de infraestructuras de Citi, el aeropuerto de Canadá y la firma estadounidense John Hancock Life Insurance; y el grupo formado por el aeropuerto de Manchester y el fondo canadiense de infaestructuras Borealis. Aparte de la venta de los tres aeródromos, el regulador señala que BAA deberá mejorar las consultas con las aerolíneas en el aeródromo escocés de Aberdeen y recomienda a la autoridad de aviación civil de Reino Unido (CAA) a adoptar "acciones específicas" en el aeropuerto londinense de Heathrow, donde considera que BAA "continuará teniendo un sustancial poder de mercado incluso después de vender Gatwick y Stansted. "Hemos decidido que el único camino para hacer frente adecuadamente al perjuicio para los pasajeros y aerolíneas por la total ausencia de competencia entre los aeropuertos del Sureste gestionados por BAA, así como entre Glasgow y Edimburgo", señaló el presidente de la comisión encargada del caso, Christopher Clarke. "Reconocemos que la utilización de este modo de nuestros poderes tendrá un impacto significativo en el negocio de BAA. Sin embargo, dada la naturaleza y la escala de los problemas de competencia que hemos encontrado, no hemos considerado que fueran suficientes medidas alternativas como la venta de uno sólo de los aeropuertos de Londres o una mayor regulación", añadió. BAA CONSIDERA ERRÓNEO EL INFORME DE COMPETENCIA. Por su parte, el operador aeroportuario BAA destacó que el análisis realizado por la Comisión de Competencia británica es "erróneo". La compañía señaló en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que estos "remedios" establecidos por la Comisión "pueden resultar inviables en las condiciones económicas actuales". BAA se compromete a evaluar "detenidamente" el informe de la Comisión de Competencia británica "antes de emitir una respuesta" y acepta la necesidad de "un cambio" aunque precisa que "ya está en proceso de cambio" tras haber iniciado la venta del aeropuerto de Gatwick. Los títulos de Ferrovial subían un 1,93% en la Bolsa de Madrid a las 9.55 horas, hasta los 18,51 euros.