Economía.- Los vecinos de Santo Domingo instarán al Supremo a que fuerce a AENA a abandonar los sobrevuelos de Barajas

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Los vecinos de la urbanización Santo Domingo, en la localidad madrileña de Algete, instarán al Tribunal Supremo (TS) a que fuerce a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) a acabar con los sobrevuelos de la zona procedentes del aeropuerto de Madrid-Barajas después de que la Sala 7ª de esta instancia desestimara un incidente de nulidad promovido por la Administración pública. "Los vecinos instarán ante el Tribunal competente que ejecute en vía forzosa y pondrán en marcha si fuera necesario acciones penales que correspondan, desde responsables de control aéreo hasta, en su caso la propia ministra de Fomento, Magdalena Álvarez", indicó la asociación de afectados en un comunicado. Por ello, han convocado una asamblea este sábado en el Salón de Actos del Club Deportivo, que comenzará a partir de las 11.30 horas y previsiblemente continúe en una concentración pública para denunciar que a pesar de la decisión del Alto Tribunal, han seguido los sobrevuelos aunque los abogados de los vecinos consideran que la sentencia es ejecutiva y debe acreditarse. Los vecinos consideraron evitable la ruta aérea que pasa por esta población de 5.000 habitantes desde la construcción de la tercera pista en 1999. Los vecinos gozaban de un entorno medio ambiental saludable desde hace más de 30 años y se vieron afectados gravemente con sobrevuelos y aproximaciones de aeronaves. El elemento esencial de su insistencia es que hay opciones operativas que evitan sobrevolar zonas pobladas. Además hacen referencia a los riesgos de más de 30.000 aeronaves en sobrevuelo sólo en 2003, cuando antes de la tercera pista de 1999 no había ninguno. De hecho, a su juicio, los sobrevuelos carecen de justificación pues hay soluciones operativas probadas que además no reducen sustancialmente la operatividad. Los vecinos reclaman la ruta mediante el uso de guía electrónica o bien uso de aterrizaje instrumental de precisión de la nueva pista inaugurada el 5 de febrero de 2006. Por un lado la ruta de guía electrónica fue aprobada y certificada en 2001 pues Santo Domingo está a 18 kilómetros del aeropuerto de Madrid-Barajas y más de 10 kilómetros de cabeceras de pistas, de manera que se ha podido utilizar desde 2002. "En la actualidad es posible el uso de la nueva pista que evita el sobrevuelo de cualquier población y proporciona la misma operatividad", aseguran.