El Gobierno privatizará un 30% del nuevo AENA y asegura que "hay voluntad" de diálogo con las CCAA

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El ministro de Fomento, José Blanco, confirmó hoy que el Gobierno mantendrá el proyecto de privatización parcial de AENA con el que dará entrada a un 30% de capital privado y expresó "la voluntad de diálogo" con las comunidades autónomas para que participen en la gestión de aquellos aeropuertos con mayor volumen de pasajeros.

En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Blanco indicó que Fomento contemplará que las comunidades autónomas participen en la gestión de aquellos aeropuertos de mayor complejidad por el número de pasajeros, pero indicó que habrá que "ir concretando" de qué forma en el contexto del proyecto, tal y como le trasladó ayer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

"Lo iremos viendo, no es un tema resuelto, pero habrá que hacerlo en colaboración con las comunidades autónomas", apuntó Blanco quién recalcó "que existe voluntad de diálogo" por parte del Gobierno en este aspecto, siempre dentro de la reforma global de AENA.

Blanco explicó que "se requiere un poco de tiempo para conocer a fondo los temas y conformar equipos" antes de tomar una decisión o postura al respecto.

El proyecto de privatización parcial de AENA, presentado en agosto de 2008, contempla que el gestor aeroportuario se mantenga como entidad empresarial de titularidad 100% estatal y que de ella dependan otras dos empresas. Una de ellas, totalmente pública, se encargará de la navegación aérea, y la otra, de la gestión aeroportuaria.

Será esta última sociedad la que se abrirá a la iniciativa privada y a las comunidades autónomas en los aeropuertos que alcancen los 30 millones de pasajeros, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, según se avanzó en un principio aunque gobiernos como el de Baleares ya han pedido que se amplíe este baremo.

DEL CENTRO A BARAJAS, "EN SIETE MINUTOS".

Por otro lado, el titular de Fomento recordó que se ha comprometido con la Comunidad de Madrid a "acelerar" la conexión entre la Terminal 4 de Barajas y el corazón de Madrid con una inversión de 600 millones de euros, de forma que en siete minutos pueda llegarse desde el centro de la capital al aeropuertos. Una obra que calificó de "muy importante, no sólo para los madrileños sino para el interés colectivo".

Asimismo, se refirió a la contratación de "forma inmediata" de la primera fase para la remodelación de Atocha --que alcanza los 200 millones de euros, y que supondrá en total una inversión de casi 1.000 millones-- y que posibilitará la ampliación de la estación para que el AVE a la Comunidad Valenciana llegue a Madrid el próximo año.

Finalmente, reiteró que apoyará a la Comunidad de Madrid en la construcción de un nuevo aeropuerto entre los municipios de El Álamo y Navalcarnero. "Voy a dedicarle trabajo para poder superar los debates que se prolongan en el tiempo demasiado y no conducen a ninguna parte, como ocurría con la Comunidad de Madrid con Cercanías", concluyó Blanco, quien apostó por la intermodalidad, los transportes limpios y la agilización en los informes de impacto ambiental.