Expertos ven improbable crear un nuevo explosivo que eluda la seguridad en los aeropuertos

  • Washington, 24 mar (EFE).- Científicos estadounidenses aseguraron hoy que es improbable que se logre crear un nuevo explosivo que eluda la seguridad en los aeropuertos cuando se le trate de introducir en maletas o botellas.

Washington, 24 mar (EFE).- Científicos estadounidenses aseguraron hoy que es improbable que se logre crear un nuevo explosivo que eluda la seguridad en los aeropuertos cuando se le trate de introducir en maletas o botellas.

En un informe presentado ante la reunión anual de la Sociedad Química de EE.UU., los científicos de la Universidad de Nebraska-Lincoln manifestaron que esa improbabilidad se debe al carácter inestable de sus ingredientes.

Según Gerard Harbison, químico de esa universidad, "la buena noticia es que no nos tenemos que preocupar mucho por esto".

Harbison se refería a explosivos basados en peróxidos de la misma clase de los triperóxidos de triacetona (TATP).

El terrorista británico Richard Reid usó en 2001 sus zapatos deportivos para ocultar ese tipo de explosivos cuando trató de llevar a cabo un atentado en vuelo contra un avión de pasajeros.

Según los científicos, ese mismo tipo de explosivo ha sido utilizado por terroristas suicidas en el conflicto entre israelíes y palestinos.

Harbison y un grupo de científicos decidieron estudiar el problema cuando detectaron informes en Internet que señalaban la creación de un explosivo -tetraperóxido de tetracetona (TeATep)- que debía ser mucho más potente que TATP.

"Pero nuestro análisis indica que estos materiales terroristas, que eludirían nuestra capacidad de detección, son demasiado inestables para una síntesis práctica", dijo Harbison.

"Creemos poco probable que haya tenido éxito alguna síntesis y los mitos de Internet sobre TeATeP no son nada más que eso", añadió.

El grupo investigó 20 estructuras moleculares de diversos compuestos de peróxidos de acetona y determinó que todas las sustancias mayores que TATP son demasiado sensibles como para ser utilizadas como armas.

Según el científico, lo más probable es que se haya producido una confusión entre los TATP y los TeATeP.

"Ese es un error, con mucha frecuencia fatal" para quienes experimentan con ese tipo de explosivos, añadió.