Ecuador muestra su preocupación a España por la nacionalidad de los hijos de los migrantes

  • Quito, 14 abr (EFE).- El canciller ecuatoriano, Fander Falconí, mostró hoy su preocupación al embajador español en Quito, Federico Torres, por la decisión de la Dirección General de Registros y Notariado de España de no otorgar la nacionalidad española a los hijos de migrantes nacionales nacidos en ese país.

Ecuador muestra su preocupación a España por la nacionalidad de los hijos de los migrantes

Ecuador muestra su preocupación a España por la nacionalidad de los hijos de los migrantes

Quito, 14 abr (EFE).- El canciller ecuatoriano, Fander Falconí, mostró hoy su preocupación al embajador español en Quito, Federico Torres, por la decisión de la Dirección General de Registros y Notariado de España de no otorgar la nacionalidad española a los hijos de migrantes nacionales nacidos en ese país.

Falconí se reunió con Torres para manifestarle "su preocupación e inconformidad por los inconvenientes" de esa medida, que retrasa por un año la tramitación de la doble nacionalidad de los niños nacidos en España de padres ecuatorianos, informó la Cancillería mediante un comunicado.

El pasado 16 de diciembre el organismo español de Registros y Notariado emitió una circular por la que recordaba que "los niños y niñas de padres ecuatorianos nacidos en suelo español, ya están cubiertos en su nacionalidad por la Constitución ecuatoriana y, por tanto, no es necesario ampararlos por la nacionalidad española".

El texto del Ministerio de Exteriores afirma que la nueva Constitución, aprobada en referendo en septiembre del año pasado, sí que reconoce que los hijos de ecuatorianos, dentro y fuera del país, "son ecuatorianos de nacimiento (...) hasta el tercer grado de consanguinidad".

Pero lo que reivindicó Falconí es que, pese a esas garantías, "la decisión española generó un problema, por cuanto la circular ordena que en lo sucesivo no se resolverán favorablemente los expedientes presentados para declarar la nacionalidad española de origen", sino que se tramitará por residencia.

Por ello, Falconí planteó al embajador español en Quito que se busquen opciones para solucionar la desavenencia.

Además, anunció que "con miras a buscar alternativas a la decisión" viajará el próximo jueves 23 a España, donde se entrevistará con el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

"Los temas concernientes a la migración y a la situación de los ecuatorianos en el exterior son fundamentales para la Cancillería y el presidente Rafael Correa", declaró Falconí y añadió que el actual Gobierno "ha desarrollado una institucionalidad para mejorar la atención a los y las compatriotas".

Para Falconí, la "mayoría" de los migrantes ecuatorianos "afronta grandes dificultades por las políticas restrictivas de sus lugares de destino, soportando situaciones de desintegración familiar, así como la grave crisis financiera internacional que afecta a las economías del planeta".

De su parte, Torres "ratificó que los hijos e hijas de padres ecuatorianos que nacen en su país tienen los mismos derechos y beneficios sociales como educación y salud, que los niños españoles", según el comunicado.

También Lorena Escudero, secretaria del Migrante, explicó esta tarde que se busca llegar a un acuerdo bilateral con España para que los hijos de ecuatorianos nacidos en España obtengan al nacer la doble nacionalidad y se mostró optimista ante un resultado beneficioso para los ecuatorianos.

Escudero apeló a la "voluntad política de España" para encontrar una salida al "vacío jurídico" que, según ella, recae sobre el tema.

En España hay una comunidad de unos 395.000 ecuatorianos con permiso de trabajo o de residencia.