La OCU pide a la UE que reforme la Directiva de Biocidas para aumentar la protección de los consumidores

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) solicitó hoy a la Comisión Europea que modifique la actual Directiva de Biocidas con el objetivo de proteger a los consumidores, para evitar casos similares a los registrados en las últimas semanas por la venta de zapatos chinos con dimetilfumerato (DMF), un tipo de biocida que ha causado numerosas reacciones alérgicas.

Los biocidas son sustancias que sirven para eliminar, controlar o impedir la acción de organismos nocivos, y que se encuentran en multitud de productos del hogar como insecticidas, antipolillas, repelentes de insectos o jabones antisépticos.

Por este motivo, el Parlamento Europeo aprobó una directiva para proteger a los consumidores y garantizar la venta de productos eficaces. Sin embargo, la norma actual no contempla los productos con biocidas que proceden fuera de la UE, por lo que la OCU reclama a las autoridades comunitarias que aumenten las restricciones al respecto y refuercen los controles a las importaciones de países no europeos, "generalmente menos restrictivas" en su opinión.

A nivel nacional, la asociación también pide que se realicen campañas de inspección para evitar que los productos con dimetilfumerato que hayan llegado al mercado puedan generar "más reacciones adversas a los consumidores", al mismo tiempo que aboga por hacer públicos los resultados de las inspecciones que se han llevado a cabo.

Por último, la OCU aconseja a los consumidores leer las etiquetas de los productos, seguir los consejos de los fabricantes, tomar las medidas de protección indicadas, y no usar biocidas mientras se está comiendo o bebiendo, ni en presencia de enfermos o niños, entre otras recomendaciones.