Los consumidores españoles destinaron una media de 361 euros a la compra de productos de Comercio Justo en 2008

Más de la mitad de las ventas se corresponden a alimentos, según datos extraidos del Anuario de SETEM sobre el Comercio Justo MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Los consumidores españoles destinaron una media de 361 euros a la compra de productos de Comercio Justo, en promedio y por cada 1.000 ciudadanos, según datos extraidos del Anuario de SETEM 'El Comercio Justo en España 2008. Canales de importación y distribución', presentado hoy en Madrid. El documento --editado por Icaria y financiado por Triodos Bank y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)-- destaca que Cataluña y Madrid fueron las comunidades autónomas en las que más han crecieron las ventas de este tipo de productos, con una media anual del 20 por ciento. A nivel nacional, las ventas en los dos últimos años analizados (2006-2007), aumentaron un 7,3 por ciento aunque la ONG destaca que el ritmo de crecimiento "no es ya tan elevado como en años anteriores". El informe también revela que más del 76 por ciento de las ventas de este tipo de productos se realizaron en tiendas especializadas. Además, un 56 por ciento de las ventas se corresponden a alimentos, un 38 por ciento a productos artesanales y el 6 por ciento restante a otros productos. Por otro lado, el documento indica que en el bienio 2006-2007 llegaron a España productos procedentes de 43 países, la mayoría (un 37%) ubicados en la región latinoamericana y caribeña. NUMEROSOS ASISTENTES La presentación del informe contó con la presencia de la directora de Cooperación Sectorial y Multilateral de la AECID, Rosa Elcarte López; la doctora en Economía Internacional y Desarrollo Económico Cristina Xalma; y la directora de SETEM, Gabriela Arizmendi. Asimismo, asistieron el responsable de Exportaciones del Gruppo Salinas de Ecuador, Luis González, y el profesor de Sociología del Trabajo y Economía de la Solidaridad en la Universidad de Uruguay, Pablo Guerra. Los productos que se comercializan con el sello Comercio Justo han sido producidos en condiciones dignas y comprados a un precio justo, que cubre de manera estable los gastos de producción. Además, deja un margen para la inversión en proyectos de la comunidad de los productores, como puede ser la construcción de escuelas y hospitales o de centros de formación profesional. Actualmente es posible certificar productos como el café, el cacao, el azúcar, el té, la miel, las flores, el arroz, balones de deporte, especies, algodón, fruta fresca, frutos secos, bananas, vino o zumos de fruta.