(Ampliación) La facturación y los pedidos de la industria registraron caídas de más del 30% en febrero

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La cifra de negocios de la industria y las entradas de pedidos volvieron a experimentar en febrero caídas históricas, superiores al 30% en ambos casos, reflejando los efectos de la crisis sobre un sector que se pretendía que fuera el relevo de la construcción como motor económico.

En concreto, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la facturación de la industria cayó un 30,8% en febrero respecto al mismo mes del año anterior, su segundo mayor descenso de toda la serie histórica, iniciada en enero de 2003.

Por su parte, las entradas de pedidos experimentaron un retroceso del 31,9% en febrero, siendo ésta su mayor caída en la serie histórica.

La facturación de la industria cayó en febrero por quinto mes consecutivo y las entradas de pedidos retrocedieron por séptimo mes seguido en tasa interanual.

La fuerte reducción de la cifra de negocios de la industria en febrero fue resultado de las caídas del 14,3% en los bienes de consumo duradero (-39% en bienes de consumo duradero y -10,3% los no duraderos), del 36,1% en los bienes de equipo, del 37,1% en los bienes intermedios y del 39,5% en la energía.

En el marco de las entradas de pedidos, que cayeron un 31,9% en tasa interanual, las tasas de variación respecto a febrero de 2008 fueron del -14,6% para los bienes de consumo (-36,8% para los bienes de consumo duradero y -11% para los bienes de consumo no duradero), del -35,4% para los bienes de equipo, del -39,8% para los bienes intermedios, y del -40% para la energía.

DATOS ACUMULADOS HASTA FEBRERO. En los dos primeros meses del año, la cifra de negocios de la industria y las entradas de pedidos acumulan un descenso del 30,9% y del 31,7%, respectivamente, sobre igual periodo de 2008.

A la caída de la facturación de la industria hasta febrero contribuyeron todos los bienes, con tasas negativas del 13,7% en el caso de los bienes de consumo (-39% los de consumo duradero y -9,7% los no duraderos), del 35,9% en los bienes de equipo, del 37,5% en los bienes intermedios y del 41,5% en la energía.

En las entradas de pedidos se repite un esquema parecido. En los dos primeros meses, las entradas de pedidos de la industria destinadas a bienes de consumo retrocedieron un 13,1% (-35,8% los bienes duraderos y -9,6% los no duraderos), las de los bienes de equipo cayeron un 34,8%, las de los bienes intermedios se apuntaron un descenso del 40,6% y las de la energía bajaron un 41,8%.