La industria brasileña se enfría y registra el peor enero en seis años

  • Brasilia, 9 mar (EFE).- La industria brasileña vivió su peor mes de enero en los últimos seis años con el agravamiento de indicadores como la facturación, el desempleo y la actividad industrial, informó hoy la patronal Confederación Nacional de Industria (CNI).

La industria brasileña se enfría y registra el peor enero en seis años

La industria brasileña se enfría y registra el peor enero en seis años

Brasilia, 9 mar (EFE).- La industria brasileña vivió su peor mes de enero en los últimos seis años con el agravamiento de indicadores como la facturación, el desempleo y la actividad industrial, informó hoy la patronal Confederación Nacional de Industria (CNI).

La facturación del sector cayó un 4,3% con respecto a diciembre y un 13,4 por ciento en términos interanuales, hasta alcanzar el peor resultado para el primer mes del año desde que el CNI comenzó a elaborar la estadística en 2003.

El sector más afectado fue la metalurgia básica, que experimentó un desplome del 43,4% en sus ventas, en términos interanuales.

Los productos químicos perdieron un 27,3% de facturación y el sector maderero empeoró un 25,3%.

El empleo industrial terminó enero con el cierre del 0,1% de los puestos de trabajo, lo que supuso el tercer mes consecutivo de aumento del desempleo.

En el último trimestre, el desempleo en la industria ha acumulado un incremento del 2,4%, con especial incidencia en los sectores de madera, material electrónico y de comunicaciones, cuero y calzados y vestuario.

La actividad industrial disminuyó un punto porcentual, hasta el 18,4% de la capacidad instalada. En el último trimestre se recortaron 4,6 puntos de este indicador que sirve como termómetro para medir el uso del parqué fabril.

El número de horas trabajadas fue la única variable que registró crecimiento frente al mes anterior, con un avance del 1,3%, que supone una leve recuperación frente a la brusca caída del 10,3% acumulada en el trimestre anterior.

Según la CNI, la actividad industrial comenzó 2009 con un comportamiento "muy similar" al de finales del año pasado, con variaciones negativas para la mayoría de indicadores y "una mayor intensidad en las caídas".

La industria brasileña comenzó a sentir de lleno los efectos de la crisis mundial y la caída de pedidos internacionales a partir de octubre.

En los dos últimos meses, los sindicatos han salido a la calle para protestar por el rápido agravamiento de los despidos y decretos de vacaciones colectivas para ajustar la producción a la baja, que está afectando a muchos sectores, entre ellos, al de automoción y al minero.

Según datos oficiales, el desempleo en Brasil escaló hasta el 8,2% de la población activa el pasado enero.