La producción industrial en Andalucía cae un 17,8%, uno de los menores descensos nacionales

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

El Índice General de Producción Industrial (IPI) descendió un 18 por ciento en febrero con respecto al mismo periodo de 2008 y un 17,8 por ciento corregidos los efectos del calendario, es decir, teniendo en cuenta la distinta distribución de los días laborables en 2009 respecto a 2008, según los datos del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA).

De este modo, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Europa Press, el descenso de la producción andaluza (-18%), superior a la estimada a nivel nacional (-23,9), registró uno de los menores detrimentos del país, sólo superado por Extremadura (-15,9%), Asturias (-13,2), Canarias (-12,8) y La Rioja (-2,1%). en el lado opuesto, se sitúa Navarra (-28,7%), Comunidad Valenciana (-28,4%) y País Vasco (-27,7%).

Por destino económico de los bienes en febrero de 2009, las tasas de variación interanuales en Andalucía decrecieron un 10,6 por ciento en los bienes de consumo, un 13,4 por ciento en la energía, un 20,5 por ciento en los bienes de equipo y un 26 por ciento en los bienes intermedios.

Por ramas de actividad, en el segundo mes de 2009 y respecto al mismo período de 2008, se produjo una disminución del 16,2 por ciento para la 'Industria manufacturera', del 20,8 por ciento para el 'Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado' y del 53,1 por ciento para las 'Industrias extractivas'.

La tasa de variación interanual acumulada en términos brutos del Índice de Producción Industrial de Andalucía en febrero de 2009 fue de -20,3 por ciento respecto al mismo período de 2008. Por destino económico de los bienes, mostró un descenso de un 8,8 por ciento en la energía, de un 20,5 por ciento en los bienes de consumo, de un 24 por ciento en los bienes de equipo y de un 24,9 por ciento en los bienes intermedios.

Por ramas de actividad, en lo que va de año se produjo en términos brutos un descenso para el 'Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado' de un 16,5 por ciento, de un 19,8 por ciento para la 'Industria manufacturera' y de un 52,5 por ciento para las 'Industrias extractivas'.

Por último, y considerando los datos brutos, las divisiones de la CNAE-09 que presentaron un mayor crecimiento en el mes de referencia fueron 'Metalurgia; fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones' con un 60,1 por ciento, 'Coquerías y refino de petróleo' con un 4,5 por ciento y 'Extracción de minerales metálicos' con un 0,5 por ciento.

En sentido opuesto, los mayores descensos se registraron en las actividades 'Otras industrias extractivas' con un 53,7 por ciento, 'Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques' con un 53,2 por ciento e 'Industria textil' con un 51,7 por ciento.

LA MAYOR CAÍDA DESDE 1994

A nivel nacional, el IPI descendió un 23,9 por ciento en febrero respecto al mismo mes del año anterior y un 22 por ciento al descontar los efectos de calendario, lo que supone la mayor caída desde que se inició esta serie en 1994. La producción industrial experimenta así su décima caída consecutiva, siendo el de febrero el mayor descenso en 15 años dentro de la serie corregida de calendario.

En los dos primeros meses del año, la producción industrial retrocedió un 24,1 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2008, descenso que se sitúa en el 21,5 por ciento eliminado el efecto calendario.

Todas las actividades experimentaron en febrero descensos en su producción, destacando la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques, que registró una caída del 53,9 por ciento, en línea con la difícil situación que vive el sector del automóvil y la desaceleración del consumo.

En febrero se registraron además disminuciones superiores al 40 por ciento en otras industrias extractivas (-40,5%) y en fabricación de otros productos minerales no metálicos (-40,4%), mientras que la metalurgia y la industria de la madera y el corcho se quedaron cerca de este porcentaje, con reducciones del 37,7 por ciento y del 35,6 por ciento.

Por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mismo mes del año anterior fueron del -13,5 por ciento para los bienes de consumo (-33,1 por ciento para los bienes de consumo duradero y -10 por ciento para los bienes de consumo no duraderos), del -32,2 por ciento para los bienes de equipo, del -31,7 por ciento para los bienes intermedios y del -9,6 por ciento para la energía.

Descontando los efectos de calendario, las tasas interanuales fueron del -11 por ciento para los bienes de consumo (-29,7 por ciento para los bienes de consumo duradero y -7,7 por ciento para los bienes de consumo no duradero), un -30,2 por ciento para los bienes de equipo, un -29,6 por ciento para los bienes intermedios y un -9 por ciento para la energía.

Teniendo en cuenta la evolución de los dos primeros meses del ejercicio, las tasas de variación respecto a igual periodo de 2008 fueron del -15,4 por ciento para los bienes de consumo (-34,1 por ciento para los bienes de consumo duradero y -12,1% para los bienes de consumo no duraderos), del -33 por ciento para los bienes de equipo, del -32,2 por ciento para los bienes intermedios y del -6,4 por ciento para la energía.

Descontando los efectos de calendario, las tasas medias de los dos primero meses fueron del -12 por ciento para los bienes de consumo (-29,5 por ciento para los bienes de consumo duradero y -8,9 por ciento para los bienes de consumo no duradero), un -30,4 por ciento para los bienes de equipo, un -29,4 por ciento para los bienes intermedios y un -5,6 por ciento para la energía.

En los primeros meses del año, la única actividad que incrementó su producción fue extracción de antracita, hulla y lignito, con un avance del 6,6 por ciento.