Las cámaras de comercio advierten de que la economía vasca se contraerá en 2009 y el PIB se reducirá en torno al 1,5%

BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

Las cámaras de comercio de Euskadi advirtieron hoy de que la economía vasca no "escapará" de la tónica recesiva mundial, ya que el hecho de que en el último del año la tasa de variación interanual sea de "sólo" un 0,4 por ciento "pronostica" que próximamente se den en el País Vasco las características de recesión. Además, señalaron las previsiones para 2009 apuntan una contracción en todos los sectores económicos que desencadenarían una reducción del PIB en el entorno del 1,5 por ciento.

Según un estudio de las cámaras vascas, el retraso con que la crisis ha incidido en Euskadi "no ha paliado" sus efectos, afectando "plenamente" a todos sus sectores de actividad, y haciéndolo con "virulencia", primero a la construcción, luego a la industria, y más "levemente" a los servicios.

En esta línea, señalaron que "especialmente" preocupante es el deterioro del índice de producción industrial. En el periodo diciembre 2008-enero 2009, se registran retrocesos del 21,4 por ciento y 22,7 por ciento, respectivamente, cifras negativas desconocidas anteriormente.

Esta reducción de la actividad es fruto del retroceso detectado en la cartera de pedidos industriales que alcanzó, en la media del año pasado, al 35 por ciento neto de las empresas industriales. De esta investigación también se desprende una fuerte caída en el índice de confianza industrial que se deteriora hasta el -31 por ciento.

Además, explicaron que a pesar de que la evolución del conjunto de los servicios es "positiva", el sector comercial minorista no la comparte, puesto que sus ventas se redujeron un 2,3 por ciento. Esta contracción tiene su reflejo en la evolución del indicador de Confianza del Comercio Minorista Especializado, que mantiene una tendencia de clara reducción. Considerando a la ocupación hotelera como indicador del sector turístico, tampoco sus datos son positivos, ya que registran un decrecimiento del 3,5 por ciento.

Por su parte, el gasto en consumo de los hogares ha pasado a tener valores negativos, un -0,4 por ciento. Esto, junto con un ligero aumento del gasto en consumo de las Administraciones Públicas, ha permitido que el gasto en consumo final aún alcance un valor positivo del 0,9 por ciento.

Además, la inversión experimenta un "auténtico desplome", ya que en tres meses pasa de tener una tasa del 1,8 por ciento, que ya se venía recortando desde varios trimestres antes, a una tasa negativa del 2,2 por ciento.

INCIDENCIA EN EL MERCADO DE TRABAJO

El informe detalla que los efectos negativos de la crisis están incidiendo de un modo "muy directo" en el mercado de trabajo vasco, puesto que la tasa de paro se ha incrementado de un modo apreciable y la destrucción de empleo afecta a todos los sectores, con especial incidencia en la construcción y la industria. Los datos de los primeros meses de 2009 tampoco son favorables, con un aumento del desempleo registrado, e importante disminución del número de afiliados a la Seguridad Social.

Aunque las previsiones sobre el cambio de tendencia de la evolución económica también se van retrasando, diversos análisis avanzan que los primeros signos favorables podrían presentarse a mediados de 2010.

Según explica, esto será así siempre y cuando los sectores industrial e inmobiliario hayan ajustado su situación, se vayan normalizando las condiciones financieras, y la economía se recupere de un estado de desconfianza que está dificultando que las medidas adoptadas originen los resultados deseados, requisito imprescindible para que la crisis económica pierda vigor y dé paso a una paulatina recuperación.