Bolonia.- Saura comparece mañana en el Parlament para dar a conocer el informe sobre los Mossos

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS) El conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joan Saura, comparecerá mañana por la tarde en el Parlament para dar a conocer el informe que encargó a los Mossos d'Esquadra sobre las cargas policiales durante las manifestaciones anti-Bolonia del 18 de marzo en Barcelona. En la misma comparecencia podría hacer oficial el cese del director general de la Policía, Rafael Olmos, que casi con total seguridad se aprobará en el Consell Executiu de la mañana. Ante la Comisión de Justicia, Derecho y Seguridad Ciudadana, Saura hará público un informe del que ya se filtraron algunos fragmentos y que incluye un análisis detallado del desalojo del Edificio Histórico de la Universitat de Barcelona (UB) a primera hora de la mañana y las posteriores cargas para desocupar la Gran Via, la carga del mediodía frente al mismo edificio, la carga en el Palau Robert y alrededores del mediodía y la última carga aquella misma noche en la Via Laietana. Saura también tendrá que justificar la no actuación al día siguiente frente al Palau de la Generalitat, donde varios manifestantes lanzaron pintura contra la fachada del edificio y los agentes antidisturbios que lo custodiaban. Está previsto que el conseller saque conclusiones del análisis detallado de los hechos, las transcripciones de las órdenes, las grabaciones del operativo y las consecuencias de las cargas, como los siete detenidos o los numerosos mossos, manifestantes, periodistas y peatones heridos. Un día después de los disturbios, el conseller ya anunció que había solicitado comparecer en el Parlament y señaló que no le habían "gustado" las imágenes hechas públicas sobre las cargas del día anterior. Desde entonces no ha vuelto a hablar de la cuestión públicamente, aunque se ha reunido con varios mandos policiales, cargos de su departamento y testigos de las cargas policiales. En el ámbito político, Saura ha recibido presiones por parte de la oposición, pero también de su propio partido, ICV, y de su socio de coalición, EUiA, así como de sus socios de Govern. Su propia formación y EUiA criticaron la actuación policial, pero apoyaron al conseller, reclamándole que depurara responsabilidades policiales o incluso políticas --Olmos o el secretario de Seguridad, Joan Delort--. Desde el PSC, se defendió el trabajo de los Mossos sin entrar a criticar a Saura, mientras que ERC ha reclamado varias veces responsabilidades políticas. Críticos de ERC sí han pedido abiertamente la dimisión de Saura. Por su parte, CiU reclamó al presidente de la Generalitat, José Montilla, que retire a Saura las competencias de Interior, y el PP pidió por enésima vez su cese. Finalmente, fuentes de Interior confirmaron que Olmos dejaría el cargo mañana martes --ya no se hizo cargo de la manifestación anti-Bolonia del pasado jueves-- y lo más probable es que nadie le sustituya, por lo que Delort asumiría sus funciones, algo bien visto por el PSC y Montilla, ERC y CiU. Algunos sectores de ICV querían aprovechar esta crisis en la Conselleria para que el secretario general del departamento, Joan Boada, hombre de confianza de Saura, ganara más peso en detrimento de Delort, con quien las relaciones son difíciles desde que los ecosocialistas se hicieron cargo de Interior. Entre los sindicatos de los Mossos también ha habido polémica, ya que las críticas han ido dirigidas a Olmos o Saura directamente según de quien procedieran. Se les ha acusado de no defender suficientemente a los agentes o de no asumir sus propias responsabilidades.