Condenan a Endesa a pagar 231.000 euros a una empresa agrícola por dejar sin luz su invernadero

MÁLAGA, 7 (EUROPA PRESS)

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Vélez-Málaga ha condenado a Sevillana Endesa a pagar un total de 231.831,18 euros a una empresa del sector agrícola que en el mes de marzo de 2006 perdió su producción por un corte de luz que, a pesar de estar programado, no fue avisado correctamente a la parte demandante.

En la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la juez Irene Urbón ha estimado parcialmente la demanda interpuesta por Producción Agrícola Integrada S.L. y ha condenado a Endesa porque "no cumplió suficientemente con la obligación de aviso a los consumidores de la interrupción programada del suministro" que provocó importantes pérdidas en un invernadero de la entidad reclamante.

Los hechos que han motivo este proceso se remontan al 12 de marzo de 2006, cuando un corte de suministro eléctrico programado entre las 8,00 y las 14,30 horas provocó pérdidas en la explotación agrícola de la empresa afectada, cuyo letrado, Carlos David Delgado, interpuso una reclamación de 232.936,38 euros.

Ante esto, Endesa se opuso a la reclamación al entender que "los daños pudieron haberse evitado si la parte demandante hubiera obrado con diligencia, pues se trataba de un corte programado que se avisó con antelación". La demandada alegó igualmente que la empresa agrícola conocía la dependencia del cultivo y la energía eléctrica, por lo que "debió haber previsto una vía alternativa de suministro mediante la instalación de un simple generador eléctrico, lo que hubiera podido evitar el daño".

Sevillana Endesa puso anuncios en varios periódicos y colocó en la zona afectada carteles para anunciar el citado corte eléctrico, si bien la juez entiende que el cartel de aviso más próximo "lo colocó en una finca situada a una distancia de 662,39 metros y no colindante con la del demandante". Además, el fallo recoge que "en el cartel no se avisaba de que los cortes iban a afectar a la finca del demandante".

Por todo ello, la juez dice que Endesa "no adoptó las medidas y precauciones que le eran exigibles para asegurarse de que el aviso de la interrupción en el corte de suministro llegara a conocimiento de los demandantes", por lo que la ha condenado al pago de 231.813 euros. La sentencia ha sido recurrida en apelación ante la Audiencia Provincial de Málaga.