Costa Rica ve "difícil" suspender la exigencia de visas a los nicaragüenses

  • San José, 30 mar (EFE).- El Gobierno de Costa Rica considera que es difícil suspender la exigencia de visa a los ciudadanos de Nicaragua, cuyo presidente, Daniel Ortega, eliminó por decreto ese requisito a los costarricenses con el fin de fomentar el turismo.

Costa Rica ve "difícil" suspender la exigencia de visas a los nicaragüenses

Costa Rica ve "difícil" suspender la exigencia de visas a los nicaragüenses

San José, 30 mar (EFE).- El Gobierno de Costa Rica considera que es difícil suspender la exigencia de visa a los ciudadanos de Nicaragua, cuyo presidente, Daniel Ortega, eliminó por decreto ese requisito a los costarricenses con el fin de fomentar el turismo.

El canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, afirmó en declaraciones publicadas hoy por el diario La Nación que es "muy difícil" que se adopte una medida similar a la de Nicaragua y que, en caso de considerarse esa posibilidad, se analizará con la Dirección General de Migración.

Al respecto, el director de Migración, Mario Zamora, dijo hoy a Radio Monumental que "Costa Rica es un país receptor de altos flujos migratorios donde la política de visas es un mecanismo de filtro y análisis que requiere la seguridad migratoria para garantizar que quienes vengan no tengan antecedentes penales".

La "política nacional se mantiene bajo los lineamientos de visados" y, en caso de entrar a estudiar alguna medida recíproca con Nicaragua, "se debe acomodar a las condiciones nuestras de ser el único país receptor de flujos migratorios en Centroamérica", explicó Zamora.

En Costa Rica, país de 4,5 millones de habitantes, viven según cálculos oficiales cerca de 600.000 nicaragüenses de forma legal e ilegal, pero organizaciones no gubernamentales estiman que esa cifra ronda el millón.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, firmó recientemente un decreto que permite a los ciudadanos costarricenses ingresar con cualquier tipo de pasaporte al país sin necesidad de visa, como una manera de potenciar la llegada de turistas.

"Con esta medida va a aumentar el turismo en Nicaragua. Somos un país de brazos abiertos", dijo el mandatario, quien formuló un llamamiento a dueños de bares, restaurantes y hoteles a no incrementar los precios ante la llegada de más turistas.

Días antes, Ortega firmó otro decreto que autoriza a los extranjeros de cualquier parte del mundo a ingresar a Nicaragua y obtener la visa en cualquiera de los puestos fronterizos del país, ya sea aéreo, terrestre o marítimo.