El Govern admite que no habrá devoluciones "importantes" a los consumidores de las facturas de GESA de enero

El director general de Consumo rechaza las afirmaciones de la compañía eléctrica sobre que se generaron falsas expectativas entre los consumidores PALMA DE MALLORCA, 25 (EUROPA PRESS) La directora general de Energía del Govern, Marilena Tugores, confirmó que "efectivamente, según los cálculos realizados, no habrá devoluciones importantes de dinero a los consumidores" y, aunque admitió que las facturas que extendió GESA-Endesa fueron "muy altas", llegando a los 800 euros en algunos casos, consideró que las devoluciones podrían entrar en los límites señalados por la compañía, un máximo de tres euros por contador. Así lo manifestó hoy, durante un encuentro con los medios de comunicación en el curso de la celebración del curso de formación de técnicos de las asociaciones de consumidores sobre el suministro de energía, a cuya presentación asistió en compañía del director general de Relaciones Externas de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Rafael Durban, y los directores generales de los departamentos autonómicos de Industria, Guillem Fullana, y Consumo, Diego González. Tugores distinguió entre lo que se ha facturado incorrectamente y el montante "global" de la factura, que, en la mayoría de casos, corresponde a un "consumo realizado", del que "no hemos detectado que, por las lecturas reales, se pueda percibir una falsedad de la empresa en el consumo", señaló. Y, para comprobarlo, advirtió que el consumidor puede cortar el fluido eléctrico en su vivienda y contemplar si se para o no el contador. La responsable autonómica de Energía recomendó a los ciudadanos que "comprueben la lectura de sus contadores para saber si el consumo se corresponde" con las cantidades que figuran en las facturas recibidas. Y, a ese respecto, aclaró que cabe distinguir el uso energético que se debía tarifar según el baremo de 2008 pero finalmente se hizo con el de 2009 --más alto-- del gasto eléctrico elevado que se realiza en muchos hogares, señaló. Según precisó Marilena Tugores, "una calefacción eléctrica tiene un coste muy alto" y, por lo tanto, cabe reducir su consumo. Una medida que también recomendó aplicar en las puntas de consumo estivales, que se deben al empleo masivo e intensivo de aparatos de aire acondicionado. Y, en ese sentido, comentó que su dirección general prepara campañas de divulgación para concienciar a la ciudadanía de la importancia de adoptar medidas de ahorro energético. 4.000 RECLAMACIONES Y LAS COLECTIVAS Por su parte, Diego González apuntó que, en este caso, "hemos sido extremadamente cuidadosos y transparentes" --las tres direcciones generales-- y, saliendo al paso de las acusaciones de GESA-Endesa, aclaró que "no hemos querido generar falsas expectativas" ante la devolución de los "cobros indebidos" por parte de la compañía eléctrica; que ahora deberá facturar correctamente "de forma obligatoria", al haber rechazado hacerlo de forma voluntaria, según una resolución de Industria, expuso. El director general no pudo establecer cuántas demandas procesó su departamento autonómico por las facturas de GESA-Endesa de enero, cuando se empezaba a aplicar un nuevo sistema tarifario --de carácter mensual pero con lecturas de contadores bimensuales--, pero apuntó que la compañía procesó entre 3.000 y 4.000 reclamaciones. Al total, cabe agregar las colectivas que preparan las asociaciones de consumidores, que han servido para detener el flujo de las individuales. En otro sentido, respecto al expediente sancionador abierto contra la compañía GESA-Endesa por el corte de suministro eléctrico que afectó a Mallorca y Menorca el pasado mes de noviembre --y que se prolongó durante varias horas--, Tugores se limitó a decir que "se está tramitando" y que el pago de las multas a que pueda dar lugar "no forma parte de la estructura de las facturas, por lo que no se repercutirá al consumidor", precisó. EL PETRÓLEO NO INFLUYE EN LA FACTURA Y, respecto a las tarifas eléctricas que se aplican actualmente, Rafael Durban comentó que, a pesar de que el petróleo esté ahora relativamente barato --el barril de Brent cerró ayer a 53,50 dólares--, ya que "no hay una relación tan directa" y su impacto "supone sólo una parte del recibo", aunque hace año se encarecieron las facturas de los consumidores precisamente a causa de lo contrario, ya que superó los 130 dólares. También recordó el portavoz de la CNE que el Ministerio de Industria prepara una resolución que determinará unos criterios más estrictos y "precisos" para la facturación que los que se aplican en la actualidad, de forma que se eviten en el futuro situaciones como la que se produjo con la factura eléctrica de enero.