El Mundo se apaga por una hora para reducir el calentamiento global

El Mundo se apaga por una hora para reducir el calentamiento global

El Mundo se apaga por una hora para reducir el calentamiento global

MADRID, 28 (OTR/PRESS) Australia dio este sábado el pistoletazo de salida a la 'Hora del Planeta', una campaña de la organización ecologista World Wildlife Fund (WWF) que ha promovido un apagón de una hora a las 20:30 hora locales de cada país para luchar contra el cambio climático. La iniciativa, que confía recibir el respaldo de 1.000 millones de personas en todo el mundo, nació en Sidney en 2007, donde más de dos millones de personas apagaron entonces las luces. Desde entonces, el movimiento se ha extendido a 3.929 ciudades, pueblos y localidades de cerca de 90 países. En España más de ochenta edificios emblemáticos de unas 26 ciudades españolas se sumaron esta tarde al "apagón por el cambio climático". Varios países del Pacífico Sur fueron los encargados de inaugurar el apagón mundial propuesto por la iniciativa "La Hora del Planeta", una campaña ecologista contra el cambio climático que en el transcurso de la jornada dejó a oscuras a 3.929 ciudades y pueblos de 88 países de 25 zonas horarias. La neozelandesa Isla Chatham, habitada sólo por científicos, fue el primer lugar del globo en apagar sus generadores. En Wellington, el Beehive (edificio del Parlamento de Nueva Zelanda) apagó la iluminación, junto a otras 44 ciudades de ese país. En Australia, un estridente bocinazo de los transbordadores del transporte público de Sidney anunció el arranque del apagón mientras se oscurecieron la Casa de la Opera y los rascacielos; en los restaurantes se cambió la iluminación eléctrica por la de velas. Era el inicio del apagón climático en el resto del planeta. Al menos 371 monumentos del mundo entero, entre ellos la Torre Eiffel, en París (Francia), la Ópera de Sydney (Australia), la plaza Times Square, el Empire State Building, y la sede central de la ONU en Nueva York (EEUU), el Cristo Redentor (Brasil), la Sky Tower (Nueva Zelanda), las Pirámides de Giza (Egipto), la catedral de San Pedro (Vaticano) o la Acrópolis de Atenas apagaron las luces durante una hora. Y fueron los habitantes de Honolulu, en Hawaii (Estados Unidos), los últimos en realizar este gesto contra el cambio climático. En España, un total de 26 ciudades han decidido desenchufar sus edificios más emblemáticos. Entre ellas, Madrid, Barcelona, Bilbao, Granada, Segovia y Zaragoza. Los monumentos españoles que ya forman parte de la 'Hora del Planeta' son: el museo Guggenheim (Bilbao), la Sagrada Familia, la Pedrera de Caixa Catalunya y la Torre Agbar, en Barcelona; la Puerta de Alcalá, el Palacio Real y el Congreso de los Diputados, en Madrid; la Plaza del Pilar y el ayuntamiento de Zaragoza; el Acueducto y la Catedral, en Segovia; la Giralda y la Torre del Oro, en Sevilla; la Alhambra, en Granada; así como el ayuntamiento y el Palau de la Música, en Valencia. Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), en representación del Gobierno de España, se sumó a esta iniciativa con un apagón de todas las luminarias de sus sedes de San Juan de la Cruz (Nuevos Ministerios, Madrid) y de Paseo Infanta Isabel (Atocha, Madrid) durante la hora prevista. MENSAJE CLIMATICO El principal objetivo de esta campaña tiene la mirada puesta en el próximo mes de diciembre, donde los líderes de 192 países se reunirán en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, o COP 15, que tendrá lugar en Copenhague, para lograr un nuevo acuerdo global que de continuidad al protocolo de Kioto. Asimismo, esta iniciativa de WWF pretende lanzar un mensaje a los líderes mundiales que se reunirán en diciembre de este año en Copenhague, para firmar un nuevo tratado global sobre cambio climático, que dé continuidad al actual de Kioto."Todo el planeta ha funcionado este sábado como una sola comunidad para trasmitir a los líderes que toman las decisiones sobre medio ambiente que nos preocupamos por el cambio climático", afirmó la gerente de WWF para la Hora del Planeta, Joanna Wiseman. Incluso el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, hizo un llamamiento a la población de todo el planeta para que participe en esta iniciativa y ha recalcado que "la Hora del Planeta es una forma para los ciudadanos de enviar un mensaje, pedir acciones concretas ante el cambio climático". "Necesitamos un acuerdo ambicioso, un acuerdo justo y efectivo. un acuerdo fundamentado en la ciencia", concluyó.